Denuncian feroz represión policial a una familia

Un hombre de 71 años y su hijo de 17 resultaron heridos por golpes y disparos.

Con mucha bronca, los integrantes de una familia del barrio Villarino denunciaron una feroz represión policial durante un procedimiento que se concretó en horas de la noche. Entre las víctimas se encuentran un anciano de 71 años y un adolescente de 17. Por lo sucedido, remarcaron que realizarán una presentación ante la Justicia local. El incidente se habría derivado del robo de una batería de una camioneta y el llamado a la Policía de parte del damnificado. Enseguida, una patrulla de la Comisaría 24ª se movilizó hasta el lugar, en Primeros Pobladores y Falucho, y se inició la investigación con el aporte de algunos testigos.

En ese marco, según las fuerzas de seguridad, se buscó identificar a tres jóvenes que estaban sentados en la vereda y se generó una discusión subida de tono. La situación no se calmó y pasó a mayores, con un puñetazo que impactó de lleno en el rostro de un agente. También otro uniformado fue alcanzado por los golpes y la comitiva decidió replegarse mientras solicitaba apoyo.

Te puede interesar...

La acción fue seguida de cerca por familiares y amigos de los jóvenes, que decidieron intervenir y se enfrentaron con los policías de la 24ª y otras unidades. Hubo más agresiones cruzadas y finalmente, tres personas fueron demoradas, entre ellas dos hombres de 27 y 71 años, y un menor, de 17.

Muy enojados, ayer los familiares de los detenidos ofrecieron su versión de los hechos y hablaron de una inusitada violencia de parte de los uniformados. “Disparaban desde afuera. Otro hermano mío tiene los perdigones marcados en las piernas”, destacó Andrea Soto, una de las allegadas a la familia damnificada por la actuación policial.

El hecho tuvo lugar el miércoles y la persona que resultó con heridas más delicadas fue el abuelo. De acuerdo con su hija Andrea, “le desfiguraron el rostro, le rompieron los dientes. Mi papá tiene problemas en la columna y ahora no se puede mover”. Con múltiples dolores en el cuerpo, atendió a LM Cipolletti, y a su lado, su hijo menor mostró los impactos de varios perdigones de goma en la pierna derecha.

La investigación de lo sucedido quedó a cargo del Juzgado 6.

Violencia
Una disputa entre policías y civiles

Versión oficial
El comisario Julio Gutiérrez precisó a LU19 que el incidente comenzó cuando “salieron los familiares y comenzaron a agredir al personal”.

Atención médica
Los familiares de las personas heridas aseguraron que también fueron golpeadas durante su detención. “Mi papá estuvo dos horas en el calabozo sin atención médica”, resaltó Andrea Soto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario