Declararon culpables a dos policías por balear a un pibe

El juez dijo que no podía entender cómo formaban parte de la fuerza.

Gustavo Arroyo

arroyog@lmneuquen.com.ar

Por unanimidad, el tribunal que juzgó a tres policías de la Subcomisaría 79 por interceptar y balear en un ojo a un adolescente consideró culpables a dos de ellos. El juez Guillermo Baquero Lascano fue el encargado de destacar los principales puntos del fallo y no se guardó nada a la hora de cuestionar a los condenados: “No había ninguna necesidad de hacer lo que hicieron”, puntualizó. En el caso de un tercer agente, Claudio García, consideraron que no se había logrado certeza en las pruebas en su contra y lo absolvieron.

No fue una lectura más de sentencia y la tensión inundó el ambiente de la sala de audiencias de la ex Cámara Segunda de Cipolletti. Pasadas las 16 de ayer, con una gran expectativa, Lorena, la mamá de la víctima, y su abogada querellante se sentaron al lado del fiscal Santiago Márquez Gauna y aguardaron el cierre de un proceso judicial que se inició hace más de dos años. Enfrente estaban los acusados: Mario Leiton, con las manos apoyadas sobre slas rodillas; Matías Gutiérrez, más desafiante y de brazos cruzados; y Claudio García, sentado a la derecha del abogado defensor Gustavo Lucero.

Te puede interesar...

“Actuaron como corporación, se callaron, fueron cómplices de lo que pasó con mi hijo, en ningún momento mostraron su arrepentimiento”, dijo Lorena, mamá de T., de 15 años, quien perdió el ojo derecho.

Después, el protagonismo entero fue de un Baquero Lascano muy enojado con los acusados. “La Policía es llamada para solucionar el problema no para agravarlo”, remarcó.

El juez que tuvo el voto rector se mostró desconcertado por la actitud de los uniformados el día del procedimiento y recordó que “T. salió con sus amigos a divertirse y el padre tuvo que ir a buscarlo a un hospital porque le habían reventado un ojo; esa es la única verdad”.

Más adelante, rescató el valor del testimonio de la víctima a través de la Cámara Gesell y que, según su parecer, se transformó “en el broche de oro de toda la prueba que se ha ventilado en este juicio”.

“Al día de hoy nadie puede decir que hay dos policías condenados porque no existe una sentencia condenatoria que esté firme”, dijo Gustavo Lucero, abogado defensor de los policías de la Subcomisaría 79.

“Baquero parecía el abogado de la querella”

La lectura de la parte resolutiva de la sentencia fue seguida de cerca por un grupo de personas que integran distintas organizaciones sociales y que permanecieron en las puertas de los tribunales, sobre calle España. De forma paralela, se dispusieron preventivamente una serie de agentes policiales en la puerta de ingreso y en el acceso a la sala de audiencias.

Apenas el tribunal finalizó el repaso de los puntos principales del fallo, la madre del menor que perdió un ojo, Lorena, se abrazó a su abogada, Victoria Naffa, y luego recibió el saludo de sus familiares.

Los condenados se retiraron sin hacer declaraciones y su abogado, Gustavo Lucero, se encargó de brindar sus impresiones y cuestionar al juez Guillermo Baquero Lascano porque “parecía el abogado defensor de la parte querellante”.

El encargado del voto rector del tribunal integrado por Florencia Caruso y Laura González Vitale valoró el aporte de los testigos, cuestionó la complicidad policial y se detuvo en la agente Mirta Carrasco, quien también estuvo la noche del ataque contra el adolescente. Para Baquero Lascano, la fiscalía tendría que haberla sentado en el banquillo de los acusados junto a los jefes y el oficial de guardia de aquel entonces: “Mirta Carrasco zafó. No sé por qué la fiscalía no la trajo a juicio”, dijo el magistrado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario