Deben pagar más de $2,5 millones por un obrero atropellado

Trabajaba en negro en un galpón.

Una suma superior a los dos millones y medio de pesos cobrará la familia de un trabajador de un galpón ubicado sobre la Ruta Nacional 151. El obrero murió tras ser atropellado cuando regresaba a su casa y a pesar de que la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) se hizo cargo de los primeros gastos, la Cámara Laboral tuvo presente como ‘agravante’ que se trataba de una persona no registrada, es decir, recibía su salario en negro.

Los jueces Luis Lavedán, Raúl Santos y Marcelo Gutiérrez resolvieron que Swiss Medical ART S.A. deberá abonar a los padres de un trabajador que murió en un accidente la suma de $2.650.315 más intereses. Después del siniestro la ART hizo un pago de $1.034.000 pero los camaristas elevaron ese monto.

A la hora de argumentar el fallo, los magistrados indicaron que “considerando que desde el siniestro (a partir del 19 de febrero de 2015) hasta el pago efectuado por Swiss Medical ART en junio de ese año, transcurrieron 125 días, a razón de un 0,069% de interés diario la suma adeudada a esa última fecha se incrementó a $3.684.315.El pago debe ser descontado, quedando en consecuencia un saldo de capital nominal todavía adeudado de $2.650.315 a favor de los actores, más intereses (desde y a partir del 24 de junio de 2015) hasta su efectivo pago, conforme a la tasa judicial que se indica”.

Entre los puntos que destacaron los jueces, se mencionó que la víctima era “un trabajador de temporada y al margen de toda registración o, dicho de otro modo, como comúnmente se expresa en negro”.

El joven tenía 18 años y se desempeñaba como empleado dependiente en un establecimiento ubicado sobre la Ruta 151 perteneciente a la firma ISA SRL. Trabajó durante 20 días entre los meses de enero de 2015 y febrero de 2015. En ese momento salía del galpón de empaque y cuando intentaba cruzar la Ruta 151 fue atropellado por una camioneta y murió. Sus padres recibirán la indemnización por ser los únicos herederos de la víctima.

--> No los conformó el primer acuerdo

De acuerdo con lo informado por el Poder Judicial, el joven obrero fallecido trabajaba como embalador pero el empleador no lo había registrado. A pesar de esta circunstancia, Swiss Medical ART aceptó el siniestro y abonó a los padres los gastos de sepelio y la suma de 1.034.000 pesos. Sin embargo, los progenitores –únicos herederos del trabajador– consideraron que la suma era insuficiente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario