De vuelta, el TC fue una fiesta

Color y pasión. Más allá de las cifras oficiales, se notó un marco incluso superior al del año pasado. El gran espectáculo que garantizan los autos fue acompañado por tribunas llenas y el disfrute de la familia. Encima, dos regionales se destacaron.

POR FABRICIO ABATTE - abattef@lmneuquen.com.ar

Fin de semana largo (muchos viajan). Principio de mes (no todos cobraron). Un Mundial de Motocross relativamente cerca. Circunstancias que abrían el interrogante y atentaban, a priori, contra una mayor concurrencia. Sin embargo, esa interminable y tempranera caravana de vehículos rumbo al templo tuerca neuquino ya anticipaba que el autódromo de Centenario iba a lucir un marco imponente. Las dudas terminaban por despejarse al llegar al mítico circuito.

Y ahí pasan presurosos padre e hijo en los hombros para tratar de ver la salida de Lauti de la Iglesia, finalmente escolta en el TC Pista. Y una hora y pico después de Camilo, quien al final del día les regalará un autógrafo que el nene atesorará como una reliquia.

Te puede interesar...

Y ahí ponen más choris y costillas esos amigos que cruzaron buena parte de la Argentina y vinieron en una casilla desde Venado Tuerto, Buenos Aires, para alentar a los Chivos. Al principio hay nubes y viento. Los más precavidos zafan con el abrigo, los que lo olvidaron tratan de calentar el cuerpo con algún cafecito. Por suerte, luego mejora el clima, pasado el mediodía asoma el sol y no son pocos los que se animan a una cervecita en la zona de boxes, aprovechando el novedoso stand de una conocida marca de birra artesanal de la región.

DALE-p08-fiesta-tcB.jpg

40 mil personas, según estimaron los organizadores, hubo en Centenario.

En síntesis, se vivió otra verdadera fiesta, con una convocatoria que dio la sensación de superar a la de la temporada pasada. Además del espectáculo que garantizan las máquinas, es el folclore que rodea al Turismo Carretera lo que lo torna tan atractivo. Y hubo mucho de eso en la novena edición de la Máxima en la provincia. Y salen los autos a pista y se aplaude como un gol, igual que en la largada y al final con el cotillón y los fuegos artificiales.

DALE-p08-fiesta-tc.jpg

Los regionales ayudaron

Por primera vez hubo dos neuquinos en una carrera de TC en Centenario (Camilo y Benvenuti). Y Lautaro en el TC Pista y el cipoleño Urcera en la Máxima brillaron. Más locales que nunca, en una jornada memorable.

--> Meta asado, Josito y Milo y dos figuras

El clásico e infaltable asadito. Forma parte del folclore del TC. Por eso, el humo y ese olorcito especial invadieron Centenario con tanto asadito. ¡Espectacular!

DALE-p08-fiesta-tc-asado.jpg

Lauti, del auto a la moto. Al piloto neuquino que culminó segundo en el TC Pista se lo vio trasladarse en una moto de baja cilindrada en boxes para agilizar.

DALE-p08-fiesta-tc-de-la-iglesia-motorizado.jpg

Josito, feliz por Milo. Consultado por LU5, Di Palma dijo “estar feliz porque Milo (sobrino de su amigo neuquino Fran Troncoso) anda muy bien de salud”.

DALE-p08-fiesta-tc-00.jpg

El Gatito Nimo, presente. Todos lo saludaban, muchos le pedían una foto. Juan Nimo es una persona muy querida en el mundo tuerca y ayer quedó demostrado.

DALE-p08-fiesta-tc-nimo.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario