Cruzó el país para recuperar su camioneta robada en Formosa

Es formoseño, se la robaron en Córdoba y la recuperó en Cipolletti.

“Me trataron como si fuera de Cipolletti”, dijo emocionado Trisilo Almirón, de 54 años, tras recuperar su camioneta robada en enero de este año. El hombre, oriundo de la provincia de Formosa, se enteró del secuestro del vehículo a través de una publicación de LM Cipolletti. Enseguida hizo las gestiones para recuperarlo y ayer se cumplió el milagro.

Sin ocultar su emoción, Trisilo contó que lo “hizo llorar” el reencuentro con el vehículo y explicó que lo utilizaba a diario en la actividad con la iglesia que él frecuenta.

Te puede interesar...

Durante una visita a uno de sus hijos que estudia en Córdoba, sufrió el robo de la Toyota Hilux doble cabina, color azul. Como sucede con otros casos de este tipo, la Policía de la provincia del centro del país le anticipó que sería muy difícil recuperarla. Era el 16 de enero y más allá de los dichos de los integrantes de las fuerzas de seguridad, Trisilo no perdió la fe.

Tiempo después, junto a un familiar vieron la publicación de este diario sobre el secuestro de una camioneta Hilux en los puentes carreteros. El rodado reunía las características del vehículo de Trisilo. Tras enterarse, la víctima del robo hizo un repaso de la información en la web y confirmó que se trataba de su Toyota.

Con una felicidad enorme, Trisilo, quien es pensionado, no dudó en cruzar la Argentina y tomar contacto con los responsables del Cuerpo de Seguridad Vial de Cipolletti y los funcionarios judiciales que iniciaron una causa por el robo y secuestro del vehículo.

Destacó la rapidez de los trámites y, además, indicó que el rodado estaba en condiciones de circular sin mayores inconvenientes. Ayer por la tarde, decidió regresar a su tierra y, de paso, visitar a su hijo que estudia Ingeniería en Córdoba para mostrarle la camioneta en perfecto estado.

El procedimiento de secuestro de la Hilux se concretó a mediados de agosto, en los puentes carreteros. Los efectivos policiales que están a las órdenes de Miguel Elifonso detuvieron la marcha del vehículo cuando era conducido por una vecina de la toma 2 de Febrero y al pedirle los papeles, comprobaron que tenía un pedido de secuestro. Tanto los números de motor como del chasis no coincidían con el dominio colocado y por ese motivo fue necesario el chequeo en el Registro del Automotor. La conductora terminó imputada por dos causas penales.

LEÉ MÁS

La pararon en un control y descubrieron que manejaba una camioneta robada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario