Ayer, regalaron más de 30.000 kilos de fruta de la temporada 2017 en la Ruta 22, a metros del camino de ingreso a la Isla Jordán. De la movida participaron productores de Cipolletti, Fernández Oro y Allen. Las manzanas que se ofrecieron son aquellas que quedaron sin vender, algo que -advirtieron- volverá a ocurrir en la presente temporada de cosecha.

La medida de fuerza se realizó ayer a partir de las 11 y tuvo como objetivo visibilizar la situación que les toca atravesar a los chacareros en la actualidad con la falta de competitividad en el mercado y el incesante aumento de los costos de energía que no les permite conservar grandes cantidades de fruta dentro de los frigoríficos. Al lugar se acercaron muchos vecinos listos para llevarse su bolsa repleta de manzanas.

El presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, explicó en diálogo con LM Cipolletti que fue necesario accionar porque “hay mucha fruta de la temporada pasada que hoy no puede venderse y que está haciendo de obstáculo para la que fue cosechada en lo que va del 2018”.

“Los productores no saben qué hacer con las variedades que tienen en las plantas y aún quedan muchos bins. No hay exportación, el mercado está rotado y eso hace que la fruta vaya quedando y que los costos sigan aumentando. Sin embargo, cuando vas a los supermercados acá en el Valle en las góndolas vez el kilo de manzana roja a $65,90, la Granny Smith a $70, la Williams a $50, pero de todo esto, el productor no percibe nada. Esto quiere decir que hay algo que no anda bien”, expresó con indignación.

Por otra parte, remarcó que volvieron a realizar el reclamo por el aumento los costos energéticos y que también lo presentaron al ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, pero que hasta el momento no han tenido respuestas.

Al respecto, Hernández concluyó: “Solicitamos que se contemple a la actividad frutícola para que tenga un diferencial en la taza del valor de la energía. A nivel nacional aumentó un 800% y en la provincia se habla de un 300%. Este es uno de los temas, porque hay muchos más que son particulares y que el Ministerio de Agroindustria deberá solucionar tomando decisiones de política activa”.

En el horizonte no se observa ninguna solución concreta, mientras que paralelamente el ánimo comienza a agitarse entre los chacareros. No descartan profundizar las medidas de fuerza.

Embed

$60 cuesta el kilo de manzana en los supermercados.

Los chacareros del Alto Valle denuncian que de esa cifra, a ellos sólo les quedan $5. Los restantes 55 pesos se los quedan los intermediarios, volviendo insostenible la actividad.

Piden que Nación les tire un centro

Los productores de fruta del Alto Valle le pidieron una ayuda a Nación de 600 millones de pesos para cubrir los gastos de la actual temporada de cosecha. Lo que necesitan -aseguran- es $1,50 por cada kilo de fruta.

Los productores pidieron $600 millones a Nación y que se prorroguen todos los préstamos. También exigen rever las tarifas eléctricas.

Cada vez les sobra más fruta

Se vuelve un obstáculo

Hay un remanente importante de fruta de la temporada pasada que hoy no se puede vender y que, a su vez, se vuelve un obstáculo para la que se está cosechando este año.

Un círculo vicioso

Los productores del Alto Valle saben que ocurrirá lo mismo con la fruta que están cosechando esta temporada, la cual terminarán regalando el año que viene.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario