El clima en Cipolletti

icon
27° Temp
42% Hum
LMCipolletti rugbiers

Crimen de Fernando: ¿Qué dijo Pablo Ventura de los rugbiers que intentaron incriminarlo?

El joven remero que estaba en Zárate en el momento del crimen habló con la prensa antes de prestar declaración en tribunales.

Este miércoles, Pablo Ventura, el remero que fue sobreseído por el crimen de Fernando Báez Sosa, luego de estar por cuatro días al ser inculpado injustamente por los rugbiers que hoy están sentados en el banquillo de acusados, fue citado a declarar en el juicio que se lleva a cabo en Dolores.

Antes de prestar declaración, el joven habló con la prensa y aseguró que al día de hoy no sabe por qué Máximo Thomsen, Blas Cinalli, los hermanos Luciano y Ciro Pertossi; su primo Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz y Matías Benicelli lo incriminan aron falsamente.

Te puede interesar...

"Yo simplemente los conocía de vista, del mismo boliche, de la misma ciudad. Zárate es una ciudad chica. Los cruzaba de vista, pero no eran amigos ni nada. Pertosi nunca me pareció buen chico, pero nada más", deslizó en alusión a los chats en los que aseguró que odiaba tanto a Pertosi como a Benicelli. (Cabe destacar que en la audiencia de hoy, Pablo Ventura confirmó que fue él quien escribió esos mensajes a un amigo).

pablo ventura chaqts.jpg

"¿Es cierto que, a modo de chiste, te nombraban a vos en cada lío que hacían?", inquirió un cronista. "De eso me enteré después por los periodistas, pero en la cara nunca de ellos me dijo nada".

Ventura dijo que no siente "nada" por quieren le hicieron pasar las horas de incertidumbre más difíciles de su vida. "Para mi no significaron nada, no sé qué sentir. No siento odio, eso no. Obviamente con buena cara no los voy a mirar", recalcó antes de manifestar que comparte su sentir con el pueblo argentino respecto al reclamo de justicia.

Por su parte, José Ventura, el padre de Pablo, señaló: "Me vino a hablar el papá de (Juan Pedro) Guarino, hizo un monólogo y lo mandé sabés a dónde”.

“La acusación contra mi hijo cambió la vida de toda la familia. Nadie nos pidió disculpas. Sentimos indignación, bronca... te podés imaginar... están acusando a tu hijo de algo que no hizo”, continuó.

“Con mi hijo hicieron un acto de cobardía total. Nombrar a un inocente, querer involucrarlo... Y no lo digo por los ocho, lo digo por los diez. Guarino y Milanesi estuvieron en el allanamiento cuando fueron detenidos y escucharon quién lo nombro y no dijeron nada: son unos cobardes”, dijo en alusión a dos rugbiers que fueron sobresídos.

Embed

Al momento del crimen de Fernando báez Sosa en Villa Gesell, Pablo Ventura comía con sus padres en una parrilla de Zárate, a 500 kilómetros de distancia. Los videos del restó donde comía en la noche del asesinato, lo exoneraron.

Los mismos rugbiers, fueron quienes lo marcaron a la Bonaerense. Así, Walter Mércuri, fiscal original del caso, corroboró su identidad y envió una comitiva de la DDI de Zárate para chequear su domicilio y que lo arresten el mismo día del crimen por la noche. Luego, salió. Ventura, en repetidas ocasiones, dijo que no se explicaba por qué lo marcaron, que nunca tuvo un problema con los rugbiers. Otros chicos en Zárate contaban lo contrario. Aseguraron que los rugbiers lo sometían a un bullying sutil, relataron cómo los presuntos asesinos de Báez Sosa se lo encontraban en boliches para insultarlo por detrás mientras pretendían ser sus amigos.

Un testigo clave que fue parte del arresto de los rugbiers en la mañana posterior al crimen aseguró a Infobae: “La casa que alquilaban estaba llena de policías. No se inmutaron cuando se leyó de qué los acusaba. No se inmutaron en general. Solo cambiaron su actitud cuando se encontró la zapatilla de Máximo Thomsen, manchada con sangre. Allí, varios de ellos comenzaron a mencionar a Ventura”.

La escena incluye a un policía que agita la zapatilla con sangre y pregunta de quién es. “De Pablito Ventura”, respondió uno, luego otro.

Allí, no solo mencionaron el Peugeot 208 del padre de Pablo. Indicaron incluso parte de su patente. “Si no se apuran, se escapa a Uruguay”, dijo uno de ellos. Días después, la familia de Pablo confirmaría que tenían un viaje planeado a Punta del Este.

Hoy, Ventura busca una retribución por los cuatro días terminó preso. El Juzgado en lo Contencioso Administrativo N°1 de Dolores se prepara para dictar sentencia por una demanda por daños motorizada por el abogado Marcelo Olmos, que representa a Pablo. La demanda es contra el Poder Judicial bonaerense. El fiscal Mercuri, que ordenó el arresto, todavía no fue citado a declarar en ella. La frase “averiguaciones practicadas”, es especialmente fustigada en el texto de la demanda como práctica policial de la peor clase.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario