El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
15% Hum
LMCipolletti

Consecuencias sociales de los trabajos de ensanchamiento

En Tres Luces, una familia deberá repensar su futuro porque recibió una orden de desalojo por la obra de ampliación de la Ruta 22.

La familia de Valeria Fernández ya está siendo afectada por los movimientos de suelo y demás trabajos que se llevan adelante hace un tiempo para ensanchar la Ruta 22. Con los suyos, vive a un costado de la arteria, donde su pareja atiende además una gomería que deberá ser reubicada.
La mujer contó que ya le hicieron llegar una orden de desalojo. El aviso lo recibió en abril y determinó que ella pusiera al tanto de la situación a la Municipalidad. Como van las cosas, tendrá que pronto trasladarse con sus familiares hacia otro lugar. El problema es cómo hacerlo, ya que viven de la gomería y de lo que les reporta la Asignación Universal por Hijos.
 
Efectos a la vista
La mujer explicó, y mostró también, que la casa que hoy habitan ha sufrido los efectos de las tareas viales en marcha. Una rajadura que cuartea una pared de arriba abajo hace temer por consecuencias indeseadas si persisten las sacudidas que han castigado la precaria construcción.
En particular, destacó las fuertes vibraciones que una máquina aplanadora produce como la posible responsable de los estragos en la edificación.
En cuanto a la gomería, indicó que está funcionando hace alrededor de un año y dijo que lo que produce en términos económicos ayuda a satisfacer las necesidades más básicas del grupo familiar.
“Parece que para Vialidad Nacional nosotros no existimos acá”, manifestó, no descartando el inicio de acciones legales contra la repartición. Manifestó que el barrio de Tres Luces se empezó a formar hace unos 50 años y, pese a que sus residentes no tienen títulos de propiedad, recordó que la comuna había iniciado un proceso de titularización en el vecino barrio Puente 83, por lo que en su sector se aguardaba por un proceso similar.
 
Desconocimiento
Fernández sostuvo que son más los vecinos preocupados por las obras, cuyos planes no conocen en forma fehaciente. En especial, los inquieta la posibilidad de que se construya una rotonda en el sector y también una elevación de la ruta, lo que podría complicar la comunicación entre ambos barrios y también el acceso de los habitantes a la arteria.
A todo esto, para enfatizar las necesidades en materia habitacional que puede enfrentar su familia, recordó haber pertenecido a la cooperativa La Esperanza y haber sufrido allí la pérdida de 5.000 pesos por una polémica situación que aún investiga la Justicia. “No tenemos recursos para empezar de nuevo en otro lugar”, sentenció.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario