Con tensión, inició el juicio por el asesinato de Sebita

Los tribunales amanecieron vallados para evitar manifestaciones.

Ayer comenzó el juicio por el crimen de Sebastián Sapuri, asesinado de un disparo en noviembre del 2017 en el barrio Anai Mapu. El único imputado es un vecino, que al momento del hecho era un adolescente. Pese a que actualmente tiene 18 años, la Justicia deberá mantener las garantías del proceso tratándolo como un menor de edad.

Los alrededores del juzgado de calle España amanecieron vallados, bloqueando el acceso desde las calles Urquiza y Reconquista. A las 8 arrancó, sin previo aviso, un juicio muy esperado en la ciudad.

Te puede interesar...

La audiencia fue notificada a las partes con extrema cautela para evitar posibles manifestaciones. Por orden de los propios jueces se prohibió el ingreso a la sala tanto a la familia como a los medios de comunicación, justificándose en dos causales: que el único imputado era menor de edad al momento del hecho y la ley resguarda su identidad, y para evitar desmanes entre ambas familias como ocurrió en una de las últimas audiencias en la que tuvo que intervenir la Policía.

Sebastián Sapuri fue asesinado de un balazo en noviembre del 2017, en el barrio Anai Mapu. Hay un solo imputado, que al momento del hecho tenía 17 años.

La familia Sapuri llegó hasta el vallado y se les impidió el acceso. También acompañaron integrantes de la Red Puente, organización social en la que participaba Sebita haciendo trabajo territorial en el Anai Mapu y el Barrio Obrero para concientizar sobre el consumo problemático de sustancias.

Ayer declararon testigos presentados por la querella, que serían vecinos del barrio, y personal policial que arribó al lugar tras el crimen. Aún restan declarar los testigos técnicos, como el cuerpo médico forense y los peritos.

Se cree que en marzo se conocerá el veredicto, y por ser un menor de edad el Tribunal sólo comunicará si el joven es responsable o no de la muerte de Sapuri. La causa se encuentra inmersa en una nebulosa debido a la edad del único imputado. El acusado tenía 17 años al momento del crimen y actualmente se lo juzga preservando todas las garantías constitucionales de un menor de edad, aunque ya es mayor (cumplió 18 años).

Sin información oficial del caso

La Defensoría del Menor presentó ayer un escrito exigiendo al tribunal que todo lo ocurrido adentro del Juzgado se mantenga en reserva y no se divulgue información a la prensa. La defensora hizo referencia al artículo 17 de la Ley Provincial 1409 de protección integral de niños, niñas y adolescentes, para preservar la identidad de menores involucrados en algún proceso penal. “El asesino de Sebita goza de los beneficios de ser menor, pero el crimen lo cometió con la complicidad de sus hermanos mayores de edad. Es muy dolorosa toda esta situación y esperamos que se haga justicia”, reclamó la referente social Lila Calderón.

Embed

LEÉ MÁS

Hallaron restos humanos en la barda Norte de General Roca

Siguen buscando al autor de las amenazas de bomba

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario