El Albinegro, que arrancó el fin de semana largo en el lote de los cuatro confirmados para pelear el primer ascenso a la B Nacional, terminó quinto de cara a un salida de alto riesgo como la del viernes en Bahía Blanca contra Villa Mitre.

Te puede interesar...

Justamente, el Tricolor fue uno de los que se presentó ayer como visitante. Deportivo Madryn le dio una gran mano al conjunto que dirige Henry Homann derrotando a los bahienses 1 a 0, con gol de Blas Tapparello a los 5 minutos.

Quien no dejó escapar la chance del empate en La Visera entre el Capataz e Independiente fue Rivadavia de Lincoln, rival directo por el último pasaporte.

Los dirigidos por Fabio Schiavi recibieron la visita del líder Ferro de Pico y lo terminaron goleando 4 a 0, con tantos de José Tamburelli, Brian Visser y dos de Emiliano Perujo. Con estos tres puntos, el Albirrojo igualó la línea de Cipo pero con un partido menos.

Los pampeanos siguen en lo más alto porque Alvarado cumplió fecha libre y perdieron por tarjeta roja a Facundo Urquiza.

Villa Mitre le lleva dos puntos y Rivadavia lo alcanzó en la tabla. Ambos tienen un partido menos que el Albinegro.

Complicadísimo

Las chances de clasificación para Cipo son cada vez más difíciles porque todavía debe quedar libre, mientras que Rivadavia y Villa Mitre ya llenaron ese casillero.

Además, el Albinegro irá el viernes al Fortín a jugarse un durísimo mano a mano. Tiene que recibir a Alvarado, ir a Puerto Madryn y cerrar de local contra Sansinena.

De cara a ese compromiso, Federico Velázquez sigue contando como baja en la última línea por expulsión y el que podría estar recuperado es Maxi Carrasco, como una posible variante en la mitad de la cancha.

Terminaron con algunas complicaciones físicas ante Independiente Gastón Valente y Fabio Giménez, pero ambos son claves en los planes del técnico y de ninguna manera se perderán el partido con Villa Mitre.

De tanto buscar, se terminó perdiendo

El Albinegro pena por meterse entre los cuatro que avanzarán. Señalado como candidato, la famosa base suponía una ventaja y la llegada de Jorge Piñero Da Silva y la vuelta de Matías Sosa revivieron la ilusión.

La semifinal de la última Reválida y el recuerdo ante San Lorenzo por la Copa Argentina potenciaron los buenos augurios.

Mereció ganar en Mar del Plata ante Alvarado, pero perdió. Fue más que Ferro en casa, pero empató, y dejó una pobre imagen ante los zonales, sobre todo en el clásico ante Deportivo Roca.

Pareció despertarse a tiempo en Lincoln contra un rival directo, pero todo es muy efímero.

La última línea perdió a César Medina en la 3ª fecha. En la mitad de la cancha jugaron todos: Vilce, Giménez, Carrasco, Del Prete, Ávila y Carrera desde el arranque en algunos de los 12 partidos.

Similar a lo que sucedió arriba con Sosa y Piñero Da Silva, con Weiner y Piñero Da Silva y hasta con los tres al mismo tiempo como el domingo ante el Rojo neuquino (no fue la única vez).

Una búsqueda que ya no tiene margen, de cara a una salida de alto riesgo ante Villa Mitre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario