El clima en Cipolletti

icon
-4° Temp
93% Hum
LMCipolletti femicidio

Brutal femicidio: asesinó a su expareja con cianuro en medio de un shopping

El hombre llegó hasta el local donde trabajaba la mujer y la atacó con la sustancia. Ambos murieron. Ocurrió en Colombia.

Un escalofriante femicidio conmovió a Colombia, cuando un hombre asesinó a su expareja con cianuro y murió poco después en un shopping del área metropolitana de Medellín. Varias personas resultaron heridas al atenderlos.

El crimen ocurrió el miércoles pasado poco después de las 13 cuando Luis Carlos Aguirre, de 68 años fue a buscar a su expareja, Maryori Muñoz Sánchez, de 40 años en el salón de belleza en el que trabajaba. Tras una discusión, sacó una bolsita de su bolsillo, le lanzó la sustancia a la cara y escapó.

Te puede interesar...

Muñoz Sánchez ingresó al consultorio pidiéndole ayuda a su compañera porque “no podía ver”. Segundos después, cayó al piso. Fue atendida por bomberos y llegó en estado crítico a una clínica, donde murió pocas horas después.

“Cuando la señora llega a la clínica, tenía quemaduras de córneas. Adicionalmente, sus vías respiratorias, sus pulmones, estaban totalmente afectados”, informó el secretario de Seguridad de Sabaneta, Mariano Atehortúa.

Femicidio. Colombia.jpg

El agresor, que también inhaló la sustancia, se desplomó en el tercer piso del shopping y murió de un paro cardíaco.

Dos policías y una bombera que atendieron a la mujer y a su agresor también fueron afectados por el químico y tuvieron que recibir tratamiento médico, al igual que doctores y enfermeros de la clínica que presentaron dolor de cabeza, vómito y mareos.

La víctima del ataque, que era madre de dos hijos, había terminado la relación con Aguirre hacía unos seis meses y se tuvo que mudar para escapar al acoso del hombre.

La víctima había denunciado a su agresor

Femicidio. Colombia.jpg

“Hace seis meses venía hostigándola y siempre iba a decirle que atentaría contra su integridad. Una persona que ya venía preparando eso durante determinado tiempo y maquinando”, dijo Atehortúa, a la prensa. Muñoz había denunciado a su expareja ante las autoridades competentes.

Dos días antes del ataque, habían emitido una orden de protección para ella y un proceso psicosocial al que debía acudir su agresor. De acuerdo con el documento expedido por la Comisaría de Familia de Sabaneta, el hombre debía “abstenerse de agredir, maltratar, ofender, amenazar o ejecutar cualquier acto constitutivo de violencia intrafamiliar”.

Sin embargo, a partir de las primeras informaciones, a la citación en la Comisaría para informales las medidas no asistieron ni Muñoz ni Aguirre. Además, la Policía dice que no fue notificada para poner en marcha la protección.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario