El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
10% Hum
LMCipolletti violencia

Brutal agresión a policías

Piedras, golpes de puño y hasta una puñalada, recibieron los uniformados.

Tres efectivos de la Policía fueron brutalmente agredidos por un grupo de jóvenes violentos.
Todo comenzó cuando vecinos llamaron para alertar sobre un grupo de pibes que se encontraba arrojando piedras en la intersección de la calle Turrín con la Circunvalación Perón, en la toma La Alameda. Al llegar al lugar, los uniformados fueron recibidos con una lluvia de toscazos. Así fue como resultó herido un sargento de apellido Alveal, al que le cayó una piedra en la cabeza que le provocó un profundo corte y un instantáneo desmayo.

En el lugar había un hombre mayor fuera de sí, de unos 43 años, que fue detenido por una oficial ayudante, de apellido Padilla. Pero cuando intentaba reducirlo, la mujer recibió una puñalada que le rajó el chaleco antibalas. El mismo sujeto agredió también a un tercer efectivo, apellidado Durán, que recibió un duro golpe en pleno rostro.

Te puede interesar...

Mientras los pibes agredían a las policías, las familias que viven en ese sector de la ciudad comenzaron a salir a la vereda, alertados por los ruidos y los gritos que escuchaban. Así, la calle se llenó de curiosos que querían ponerse al corriente sobre lo que estaba sucediendo.

A un sargento le cortaron la cabeza de un piedrazo y le provocaron un desmayo, mientras que a una oficial le tajearon el chaleco antibalas con una cuchilla.

Además, la Policía detuvo a un pibe de 15 años, uno de los promotores del disturbio y de los más vehementes a la hora tirar piedras. Al identificar a los dos aprehendidos se percataron de que eran padre e hijo. El menor, según se informó, también atentó contra la integridad de los policías y contra el patrullero. Se les secuestró un filoso cuchillo de 25 centímetros, distintas prendas policiales y un chaleco antibalas.

3 fueron los uniformados brutalmente agredidos.

Fueron hospitalizados tras sufrir un feroz ataque perpetrado por un hombre de 43 años y su hijo adolescente, de 15. El mayor permanece detenido.

Los detenidos quedaron imputados por el delito de resistencia a la autoridad, lesiones y daño calificado. Intervino el Juzgado de Instrucción 4, a cargo del juez Santiago Márquez Gauna, y se informó a Protección Familiar sobre la demora del menor, desde donde dispusieron que fuera entregado a sus familiares.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario