El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
27% Hum
LMCipolletti lobo marino

Bronca en Río Negro por un grupo de bañistas que molestó a un lobo marino

Ocurrió en La Lobería cuando un lobo salió a descansar y una gran cantidad de personas se le acercó a muy corta distancia. Al animal se lo vio incómodo, moviéndose para todos lados, hasta que no le quedó más remedio que regresar al agua.

Un gran revuelo se armó luego de que se conociera que un grupo de bañistas molestó a un lobo marino en la costa de Río Negro. El animal se sintió incómodo es su propio hábitat y tuvo que volver al agua porque la gente estaba muy cerca, generando una situación de estrés.

Según información recabada por el portal Noticias Net, el hecho ocurrió en La Lobería, ubicada a 60 kilómetros de Viedma, un lugar en el que se sabe -justamente- que hay lobos marinos y es hogar de una de las colonias más grandes. Desde hace muchísimo tiempo se pide que no los molesten, pero al parecer no hacen caso.

Te puede interesar...

Todo se registró cuando un lobo salió a descansar y una gran cantidad de personas se acercó a muy corta distancia. Al animal se lo vio incómodo, moviéndose para todos lados, hasta que no le quedó más remedio que regresar al agua.

En las imágenes tomadas por testigos se puede ver que había muchos pequeños, pero también adultos.

Incluso, por la cantidad de gente, un guardavidas se acercó para ver qué pasaba y no le quedó más remedio que poner una bandera para que todo los que estaban allí entendieran que no podían acercarse.

La Lobería
Bronca en Río Negro por un grupo de bañistas que molestó a un lobo marino

Bronca en Río Negro por un grupo de bañistas que molestó a un lobo marino

No es la primera vez

En Las Grutas, el pasado 3 de enero un lobo marino sufrió el acoso de los turistas cuando descansaba en la playa del balneario Las Grutas denominada La Rinconada. Fue rescatado por guardas ambientales y trasladado a otro sector.

Mediante un comunicado del Área Natural Protegida Bahía de San Antonio se supo que estaba descansando en La Rinconada. "Si bien es un comportamiento habitual de esta especie, tuvimos que acudir a translocarlo para protegerlo del asombro humano de querer verlo de cerca", detallaron.

"Les recordamos que cuando nos encontremos con un animal silvestre descansando en su hábitat, solo tenemos que darlo su merecido espacio para no estresarlo", agregaron.

Es muy común que estos ejemplares salgan a la costa a descansar o por encontrarse enfermos en algunas ocasiones. Son fenómenos propios que se originan en el medio natural, por eso se le recomienda a la comunidad evitar molestar a los animales.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario