Borracho, rápido y furioso

Le iban a secuestrar el auto en un control y se fugó. Terminó preso.

Un joven de 20 años fue detenido en un control de alcoholemia realizado sobre la Ruta 22, a la salida de un boliche. El test le dio positivo y mientras esperaba que la grúa se llevara su auto, un Volkswagen Vento último modelo, decidió emprender la fuga. Sin embargo, la aventura le duró poco, ya que fue interceptado en el cruce de las calles Pacheco y Lisandro de la Torre.

Fue detenido y quedó a disposición de la Justicia, aunque se supo que horas más tarde salió en libertad y que fue retirado por su papá de la Comisaría Cuarta, más allá de ser mayor de edad.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió alrededor de las 7:30. Los inspectores le hicieron soplar la pipeta para saber si manejaba alcoholizado y el resultado fue concluyente: tenía 1,5 gramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido es 0,5. Le dijeron que le iban a secuestrar el vehículo, pero no lo tomó de la mejor manera.

El jefe de la Policía Caminera, Miguel Elifonso, contó que el joven “tomó la llave, puso el auto en marcha y emprendió una rápida huida por la Ruta 22. Lo detuvieron frente a la estación de servicio YPF y se le realizó una contravención por manejar en estado de ebriedad y por realizar maniobras peligrosas. Quedó a disposición del juez de paz a la espera de realizar los trámites de rigor necesarios y después quedó en libertad”.

Testigos aseguran que era notorio el mal estado del chico que conducía el vehículo y que estaba “como sacado”. Sin embargo, luego de su segunda detención ya prefirió resignarse y entregarse.

También se supo que el veinteañero que manejaba el Volkswagen Vento iba acompañado de una chica, que prefirió abandonar el barco antes de que se hundiera.

Desde la Caminera destacaron que además se realizaron controles en dos turnos durante toda la noche. El primero fue a partir de las 23 y hasta las 2 de la madrugada, mientras que el segundo se llevó a cabo de 5 a 8. En total secuestraron siete vehículos, la mayoría por alcoholemia positiva.

Hubo más de un detenido en la noche

En el primer control realizado durante la noche del miércoles, efectivos policiales detuvieron una camioneta que manejaba en dirección Neuquén-Cipolletti y, al identificar al conductor, descubrieron que tenía un pedido de captura.

El hombre de 30 años no se había presentado ante el Juzgado de Cipolletti por varias infracciones cometidas, pero quedó en libertad luego de que el personal de la Policía realizara la notificación “con cargos de presentación ante el juzgado”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.460317460317% Me interesa
58.730158730159% Me gusta
1.5873015873016% Me da igual
0% Me aburre
22.222222222222% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario