Amaya, culpable del crimen

Para la Justicia, asesinó a Daniel Vetoño de un tiro en el abdomen.

Brian Amaya, el joven acusado de haber asesinado a Daniel Vetoño en Cinco Saltos, fue declarado culpable por unanimidad y enfrentará una pena de no menos de 10 años y 8 meses. Ahora resta que los jueces determinen cuánto tiempo pasará en la cárcel. El asesino, mientras, espera ya privado de la libertad.

De acuerdo con la calificación legal, Amaya fue condenado por el delito de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego, portación ilegal de arma de uso civil y amenazas calificadas.

Tanto el representante del Ministerio Público como los jueces que integraron el tribunal -Guillermo Baquero Lazcano, Julio Sueldo y Laura González Vitale- valoraron principalmente a los testigos presenciales del hecho, quienes explicaron de forma detallada cómo había sucedido la agresión y que el acusado fue el homicida. La sentencia completa se conocerá el próximo lunes.

El 6 de agosto, Vetoño, de 20 años, defendió a un amigo en el barrio Perón de Cinco Saltos y recibió un disparo en el abdomen que lo mantuvo en agonía por 12 días. Murió el 18 de agosto, en la terapia intensiva en el hospital de Cipolletti, donde fue intervenido quirúrgicamente sin éxito.

El fiscal Marcelo Gómez sostuvo que existía prueba suficiente como para llegar a un dictamen condenatorio por todos los hechos descritos en la acusación. Reseñó los dichos de los testigos del hecho -entre los que se encontraban la madre y un amigo de la víctima - y que el 6 de agosto de este año, alrededor de las 4 de la mañana, el imputado disparó contra Vetoño, hiriéndolo gravemente.

La pena aún no fue comunicada, pero no podrá ser menor a los 10 años y 8 meses de prisión efectiva.

Por falso testimonio

Gómez no pasó por alto las “serias contradicciones” de dos testigos de la defensa en su relato, por lo que adelantó que solicitará a la unidad fiscal correspondiente que los investigue por el delito de falso testimonio. Concretamente, la investigación recaerá sobre la suegra y una cuñada del imputado, cuyas declaraciones dejaron más dudas que certezas.

Por su parte, el defensor Manuel Crespo atacó la calidad de la prueba aportada por los testigos y lo que consideró una falta de pericias científicas respecto de la trayectoria de la bala en el interior del cuerpo de la víctima y la forma en la cual se habría producido el disparo. Reclamó que se declarara la inocencia de su cliente y que fuera puesto en libertado.

Culminados los alegatos de las partes, el Tribunal deliberó y resolvió por unanimidad que el acusado sea declarado culpable. Baquero Lazcano valoró que los testigos de la fiscalía hayan sido claros al exponer la secuencia de los hechos y tuvo por acreditada la autoría del hecho.

Madrugada trágica en Cinco Saltos

El asesinato de Daniel Vetoño ocurrió en el barrio Perón de Cinco Saltos el 6 de agosto, alrededor de las 4 de la madrugada. Según la acusación fiscal, el imputado había amenazado a un amigo de la víctima. Fue entonces cuando Vetoño intentó intervenir para calmar la discusión y evitar que pasara a mayores. En esas circunstancias el acusado extrajo de entre sus ropas un arma de fuego y disparó contra el joven, de tan sólo 20 años, y le produjo una herida en el abdomen. El joven malherido fue trasladado de urgencia al Hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti, donde fue intervenido quirúrgicamente. Permaneció doce días en terapia intensiva, pero nunca pudo levantar cabeza y terminó muriendo. La Justicia actuó con celeridad y ya dictaminó que el autor del crimen fue Brian Amaya.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario