El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
74% Hum
LMCipolletti Fríos

Admirable: ofrece limpiar calefactores a los abuelos más humildes sin cobrarles un peso

Pachy Carrasco, un vecino de Cipolletti, publicó su propuesta en el Face y se hizo viral. Le escribieron de varias provincias del país. "Hay jubilados que cobran una miseria", explicó.

Un cipoleño se ofreció para limpiar calefactores a los abuelos que no tienen dinero para pagar esa labor. El aviso lo publicó en Facebook el último fin de semana e inmediatamente se hizo viral. Hasta hoy fue compartido por más de 23 mil usuarios, con casi 2000 me gusta y 500 comentarios en los que elogian su conmovedor gesto.

Pero además no ha parado de recibir pedidos de la región, e incluso de distintas partes del país a los que debe aclarar que no puede cumplir por la distancia.

Te puede interesar...

“Se vienen los días fríos y hay jubilados que cobran una miseria. No les alcanza para nada, ni siquiera para comprar medicamentos”, enfatizó Pachy Carrasco, el autor de la propuesta, que vive en las 432 viviendas.

El hombre, de 41 años, contó que la idea surgió cuando una amiga de su mamá le pidió ayuda para encender el artefacto y notó que había acumulado mucha suciedad en su interior, por lo que tuvo que hacerle un servicio integral.

Agradecida, la señora le quiso dar una pequeña retribución, pero él se negó. Ahí se percató que es una dificultad que padecen muchas personas mayores que cobran una jubilación mínima.

Además, notó que “hay muchos vivos” que se aprovechan del desconocimiento de los ancianos y en lugar de realizarles un trabajo eficaz, le hacen uno superficial y les cobran hasta 1.500 pesos.

“Yo sé lo que es no tener. Lo pasé cuando era chico. Veo todo lo que les cuesta a los grandes. No me voy a ser más pobre por dedicarles algunas horas a esto”, destacó. Claudio es pintor de casas, oficio al que diariamente se dedica hasta las 17. Luego se aboca a la labor solidaria.

“Cada calefactor me demanda media hora, 45 minutos, nada más”, recalcó.

Aclaró que no es gasista matriculado, pero tiene conocimientos. Explicó que desarma los aparatos, les quita la suciedad que se acumula o los objetos que caen accidentalmente cuando están apagados, y los vuelve a armar. Luego los enciende, controlando que la llama sea de color azul, lo que indica que funciona correctamente.

“No me cuesta nada hacerlo. Al contrario, me gusta ayudar a la gente. No voy hacer más pobre ni más rico. Me siento agradecido de la vida”, subrayó.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
75% Me gusta
2.5% Me da igual
2.5% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario