Acusan a comerciante que cerró, desapareció y habría estafado a más de 45 personas

Ya son 45 los vecinos que acusan a un comerciante cipoleño.

Luego de que la cipoleña Cecilia Riquelme acusara públicamente a un céntrico comercio de climatización por estafa, decenas de vecinos comenzaron a sumarse al reclamo y aseguran estar pasando por la misma situación. El número de damnificados pasó de 3 a 45 en menos de dos días y hoy se acercarán todos al Ministerio Público Fiscal para realizar la denuncia penal contra el dueño del local, quien aún no dio la cara. De no tener respuestas en las próximas semanas, no descartan llevar a cabo un escrache en la esquina de Fernández Oro y 25 de Mayo.

El primer relato que salió a la luz el domingo por la tarde fue el de Cecilia, quien aseguró haber comprado una caldera, radiadores y un toallero por 30 mil pesos, pero como el propietario cerró sus puertas de un día para otro, nunca recibió los artículos que necesitaba para finalizar las obras de construcción en su casa. Si bien dejó un cartel en la ventana en el que indicaba que volvía el 21 de mayo, el tiempo pasó y fue como si se lo hubiera tragado la tierra.

Te puede interesar...

“Después de que se difundiera el caso fueron muchísimas las personas que se comunicaron para contarme que también habían sido estafados por la misma persona. Algunos hasta me buscaron en la guía telefónica y vinieron a mi casa, la mayoría era gente mayor que no tenía acceso a internet pero que por el comentario de un familiar decidieron acercarse por su cuenta. Hoy somos 45 los que denunciamos lo mismo y tenemos un grupo de Whatsapp en el que hablamos de nuestras experiencias”, contó la mujer en diálogo con LM Cipolletti.

A su vez, informó que hoy a las 8 irán al Ministerio Público Fiscal, ubicado en la calle Yrigoyen, para que cada uno pueda radicar la denuncia penal. “Necesitamos que se ocupen de esto porque ya somos muchos los que fuimos estafados. El dueño no atiende el teléfono que, de todas formas, da apagado, vendió su camioneta y no ha respondido a ninguna de las notificaciones legales que le enviamos. Por el momento no sabemos si se escapó, pero todo indica que algo raro está pasando”, remarcó la impulsora de la denuncia.

Según la denuncia de los vecinos víctimas del fraude, el comerciante vendió aires acondicionados hasta dos días antes de cerrar a pesar de estar al tanto de la mala situación económica que estaba atravesando. Nunca los instaló y se quedó con la plata de sus clientes. En el caso de que no aparezca para darles una solución, evalúan llevar a cabo un escrache en su local y que el caso trascienda en toda la región.

Algunos de los artículos más solicitados que tenía a la venta el comerciante denunciado eran calderas que, actualmente en otros comercios de la ciudad, valen entre 31 mil y 74 mil pesos. Los radiadores, por otro lado, cuestan entre $700 y 4 mil pesos dependiendo del tamaño y los toalleros pueden alcanzar los 7 mil pesos. Finalmente, el precio de los aires acondicionados varía entre los 11 mil y 40 mil pesos.

“El dueño no atiende el teléfono, vendió su camioneta y no ha respondido las notificaciones legales. No sabemos si se escapó, pero algo raro está pasando”, dijo Cecilia Riquelme, fue la primera clienta que denunció el caso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario