El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
25% Hum
LMCipolletti

A un año de la peor tragedia

En el primer aniversario de la caída del avión de Sol Líneas Aéreas en el que murieron 22 personas, familiares realizarán una misa en la zona del accidente, cerca del paraje Prahuaniyeu, Río Negro.

Neuquén > A un año de la tragedia del vuelo 5428, familiares de las víctimas del accidente aéreo de Sol Líneas Aéreas realizarán hoy una misa en homenaje a los 19 pasajeros y 3 tripulantes que perdieron la vida el 18 de mayo de 2011 en una zona cercana al paraje Prahuaniyeu, ubicado a pocos kilómetros de Los Menucos, Río Negro. La mayoría de las familias llegarán desde Córdoba, Rosario y Mendoza, además de quienes residen en zonas cercanas a la capital neuquina. Todos juntos se trasladarán hoy desde esta ciudad hacia Los Menucos, donde serán recibidos al mediodía por la intendenta Mabel Yahuar con un almuerzo informal. En ese lugar también se encontrarán con representantes de las víctimas del accidente de LAPA, que acompañarán a los familiares en la ceremonia. También comprometieron su participación el perito de parte Gonzalo Maldonado y el investigador privado Enrique Piñeyro.

Posteriormente partirán todos juntos hacia el lugar donde impactó el Saab 340 matrícula LV-CEJ, donde se instaló una cruz en homenaje a las víctimas. En esa zona los rescatistas que participaron de las tareas de rastrillaje sembraron 22 plantines como tributo a aquellos que perdieron la vida en el impacto. Allí mismo se realizará una misa que estará oficiada por el obispo de Bariloche, Fernando Maletti. “Este es un dolor que nos cala muy profundo. Quienes estamos en busca de una verdad transparente tenemos que tener la fortaleza para poder llegar hasta la instancia que corresponda. Y así si hay responsables, que los hay, que les quepa lo que les tenga que caber. Pero tenemos que unirnos todos, independientemente de cuál sea la línea de investigación que cada uno sigue. Hay un dolor común entre nosotros”, aseguró Juan Carlos Ruiz, familiar de una de las víctimas del accidente.

Espera

El aniversario de la tragedia llega en un contexto signado por las críticas hacia la investigación y posturas muy diversas sobre lo sucedido. En cuanto a lo ocurrido con el vuelo, la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) publicó seis meses después del accidente un informe preliminar en el que cargó las culpas contra los pilotos. Se indicó una probable inadecuada planificación del vuelo, complacencia, inadecuada decisión operacional y pérdida de la conciencia situacional. El escrito tenía mal indicadas la fecha del accidente y la cantidad de personas que perdieron la vida en la tragedia.

Aún se aguarda el informe final de la JIAAC, aunque según la normativa de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) si al año de la tragedia no existe un informe final, se debe publicar entonces un informe provisional que detalle todo elemento que se haya conseguido hasta ahora en la investigación. Sin embargo, esta línea de investigación fue rechazada por el investigador Enrique Piñeyro. Desestimó la responsabilidad de los pilotos al asegurar que los errores “ocurren siempre”. “Se tendrían que caer todos los vuelos si los errores causaran accidentes. Estamos en una etapa de sofisticación de la gestión de riesgo y de la gestión de tecnología compleja en interface con el hombre que el error ya está incorporado en el circuito. Sabemos que va a ocurrir. Por eso tenemos los procedimientos que tenemos. Obviamente el error está integrado. Es una constante de la conducta humana, no la variable”, aseguró.

Controversias

Uno de los puntos que generan disparidad de opiniones es la verificación de las hélices de la aeronave, ya que la propia JIAAC indicó que no se encontraba “aeronavegable” por no haberse cumplido con dos inspecciones obligatorias de la hélice. “No siendo la causa del accidente”, aclara la JIAAC. Algunos especialistas consideran que no fue un factor determinante para el accidente, aunque otra línea de investigación considera que sí. “Es una de las principales fuentes de formación de hielo”, dijo Piñeyro.

Otro aspecto que genera controversia sobre el rol que pudo haber tenido en la tragedia es el parte meteorológico, ya que investigadores y familiares consideran que los pilotos partieron desde Neuquén sin contar con un alerta por engelamiento severo. Un representante de un grupo de familiares, William Dugarte, indicó que la situación no influyó en el accidente y que es responsabilidad del piloto tomar la decisión de realizar el vuelo sin esa información. La capacitación de los pilotos también conlleva una discusión ya que se duda de que la tripulación haya recibido las instrucciones necesarias para combatir la acumulación de hielo en la panza de la aeronave que la propia fábrica Saab reconoció años atrás. Inclusive en algunos países se obliga a realizar modificaciones estructurales en este avión para reforzar las medidas de seguridad antihielo.

Precisamente, estos sistemas también merecen discusión ya que algunos consideran que los sistemas no fallaron, aunque otros, como Piñeyro, advierten que “si las hélices no estaban habilitadas, hay una altísima probabilidad de que los desheladores de hélice no funcionaran”. Otro punto controvertido se centra en las comunicaciones. En el informe preliminar de la JIAAC, en su ítem Comunicaciones, se hace referencia a que fueron normales, aunque “no así en la zona del accidente debido a que no había suficiente cobertura VHF”. “Este inconveniente podría haber sido evitado mediante el uso de comunicación HF (Alta Frecuencia). Esta aeronave no contaba con un equipo HF a bordo, contando la misma, con una dispensa de la Dirección Nacional de Servicios de Aeronavegación de la ANAC”, se indicó sobre el trayecto Neuquén-Comodoro Rivadavia.

La Mañana Neuquén

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario