"Yo metí en esto a mi papá y por eso lo quiero sacar"

En el juicio al violador, la víctima dijo que él es inocente. La fiscalía pidió su condena.

La fiscalía cipoleña mantuvo firme su postura sobre la culpabilidad del hombre acusado de violar a su propia hija y pidió una declaración de responsabilidad. Mientras tanto, la víctima tuvo oportunidad de dar su versión y fue contundente: “Yo metí en esto a mi papá y por eso lo quiero sacar”.

De acuerdo con fuentes allegadas a la causa penal, la última audiencia del juicio oral contra el violador cipoleño estuvo marcada por marchas y contramarchas debido a que, en un primer momento, se impidió el acceso de la víctima. Sin embargo, los integrantes del tribunal cumplieron con el compromiso asumido 48 horas antes y dejaron pasar a la menor, que reiteró la versión desincriminatoria brindada en una cámara Gesell. “Lo quiero sacar de esta”, repitió en varias oportunidades la adolescente de 16 años, quien reveló la angustiante situación que atravesó en los últimos años. Según las fuentes, criticó duramente a la fiscal Eugenia Vallejos y también a la defensora de Menores porque no la contuvieron y les restaron credibilidad a sus dichos.

La menor destacó que la acusación contra su padre en la primera cámara Gesell se derivó de una amenaza de su hermana mayor, que la obligó a declarar en contra del hombre, que permanece preso por una condena unificada de 11 años. Después, reveló que fue obligada a prostituirse.

La víctima se transformó en la principal protagonista de la audiencia, contando sus peripecias en los pasillos tribunalicios de Urquiza y España con entrevistas con fiscales, jueces y otros funcionarios; por el contrario, rescató el apoyo recibido por el polémico psicólogo Claudio Marín.

En este marco se llegó a los alegatos, donde la fiscalía no dudó de la culpabilidad del hombre de 45 años y reclamó que se lo declare responsable del delito de violación. Entre los elementos que citó en su argumentación se destacaron los dichos de la víctima en la primera cámara Gesell, donde describió los abusos que habría sufrido durante las salidas transitorias de su padre. También valoró el aporte de profesionales del hospital local y su análisis de las declaraciones de la menor. Más allá del arrepentimiento, la parte acusadora consideró que se pudo probar el abuso.

Por otra parte, la defensa particular del acusado, a cargo del abogado Pablo Barrionuevo, hizo hincapié en la declaración desincriminatoria de la víctima y el análisis que hicieron los especialistas sobre sus testimonios en las cámaras Gesell. Las fuentes precisaron que los profesionales rescataron sus dichos y descartaron que fueran mendaces. En este sentido, la representación legal del acusado se pronunció por una absolución.

De esta forma se cerró el controvertido proceso al cual no tiene acceso la prensa por tratarse de un hecho de instancia privada. La sentencia se conocerá la semana que viene y el tribunal integrado por los jueces Guillermo Baquero Lascano, César Gutiérrez Elcaras y Alejandra Berenguer deberá sopesar las distintas versiones y pruebas aportadas por las partes.

La menor tuvo que retirarse de los tribunales con una custodia especial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario