El clima en Cipolletti

icon
Temp
74% Hum
LMCipolletti tribunal

Violó a un chico y quería que anularan la sentencia

El depravado, de Catriel, fue condenado por un tribunal cipoleño. La Cámara Gesell y un aporte clave en la causa.

Un hombre que violó a un adolescente con discapacidad en Catriel pretendía que se anulara la condena en su contra y concretó la impugnación del fallo. Sin embargo, los magistrados con asiento en Viedma coincidieron en forma amplia con lo resuelto por un tribunal de Cipolletti y confirmaron que deberá cumplir una pena de 9 años.

La presentación ante el Tribunal de Impugnación fue llevada adelante por la defensa oficial, y fundamentalmente buscaba que se diera marcha atrás con el castigo impuesto al depravado de Catriel.

Te puede interesar...

De acuerdo con fuentes judiciales, los hechos ocurrieron en diciembre de 2018, cuando la víctima se encontraba en el domicilio de un familiar. En el mismo terreno, al fondo, vivía un hombre, que la llamó y tras cerrar la puerta de ingreso, la violó.

La familia del menor, de 14 años, denunció lo sucedido y se inició una investigación que tuvo varias demoras. Recién en agosto de 2019 se desarrolló la Cámara Gesell, donde el adolescente contó detalles del salvaje abuso sexual.

Asimismo, entre los principales testigos, se tuvieron presentes los aportes de la mamá y el hermano del menor, que lo observaron cuando había abandonado el lugar donde se cometió la violación. La mujer, por ejemplo, precisó que alcanzó a observar que "se venía subiendo los pantalones".

Todos estos elementos fueron considerados por el tribunal cipoleño a la hora de condenar al violador y no dudar sobre su responsabilidad.

De igual modo, la defensa aseguró que se produjeron contradicciones en los testimonios de los familiares de la víctima y recordó el trabajo realizado por un médico, que revisó al adolescente abusado y apuntó que no tenía lesiones.

Más allá del descargo del representante legal del abusador, los integrantes del Tribunal de Impugnación fueron contundentes y remarcaron que la valoración de la prueba fue correcta.

Los integrantes del Tribunal de Impugnación provincial valorizaron el trabajo desarrollado por sus pares de Cipolletti y resaltaron que "no hubo ninguna incoherencia" en el análisis de la prueba incriminante.

Por otra parte, rescataron que se empleó de manera correcta la Cámara Gesell, evitando la revictimización del adolescente abusado. Desde la defensa se había intentado desmerecer esta prueba porque supuestamente los jueces de esta ciudad tuvieron en cuenta el parafraseo de la psicóloga y no el propio relato del menor. "Lo único que hizo es repetir con una voz un poco más clara lo mismo que se escucha y que solo ella puede escuchar en algunas ocasiones por la cercanía física del lugar en el que se lleva adelante la Cámara Gesell", apuntaron los integrantes del Ministerio Público Fiscal en su descargo.

El criterio de los acusadores fue valorado por los magistrados de Impugnación, que indicaron que "de ninguna forma puede entenderse que la entrevistadora guionó, guió o influyó de algún modo en la declaración del menor".

Finalmente, evaluaron que fue importante el aporte de los testigos, que confirmaron la existencia del salvaje abuso al describir cómo cambió la conducta del menor desde el ataque sexual.

Debido a que el hombre no quedó preso cuando fue denunciado por el abuso, en agosto de 2019, en Catriel, fue detenido por la Policía provincial luego de un procedimiento de rutina. Entre su ropa se encontró un revólver calibre 22, marca Bagual.

Por este último hecho, en el juicio en su contra, se consideró también el delito de portación de arma de uso civil sin la debida autorización.

Tras el pronunciamiento del Tribunal de Impugnación, el condenado puede recurrir al Superior Tribunal de Justicia y a la Corte Suprema.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
100% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario