Violento robo a farmacia en pleno centro cipoleño

El ladrón agarró de rehén a una clienta y amenazó con degollarla.

Un violento delincuente cipoleño ingresó el domingo por la mañana a la farmacia San Pablo, ubicada en calle Yrigoyen 1064, con el rostro semitapado y una cuchilla en la mano. Agarró por el cuello a una clienta y les pidió a los empleados del lugar que le dieran toda la plata o iba a degollar a la mujer.

Finalmente le dieron lo que pedía y huyó corriendo del lugar, con aproximadamente mil pesos en efectivo.

Te puede interesar...

El jefe de la Comisaría Cuarta de Cipolletti, Daniel Uribe, contó que ellos fueron advertidos del hecho por las propias personas que trabajan en la farmacia y vecinos que escucharon gritos.

“Estaban atendiendo a una sola clienta cuando ingresó un hombre con un cuchillo. Los amenazó a todos, agarró la plata de la caja y se dio a la fuga. Gracias a la colaboración de los vecinos y de los mismos damnificados, pudieron recolectar más información sobre lo sucedido”, recalcó el comisario.

La detención

Desde un principio sospecharon de un peligroso delincuente que ya había actuado de la misma manera en otros comercios de la ciudad. Tras un intenso rastrillaje y un allanamiento en una vivienda de la calle Perú, casi Naciones Unidas, lograron dar con el salvaje delincuente. En el lugar encontraron el Ford Fiesta con el que se escapó y el arma blanca que usó para perpetrar el robo. “Fue un hecho que nos llamó la atención por el grado de violencia ejercido”, reconoció Uribe.

Ayer, el fiscal Guillermo Merlo solicitó la prisión preventiva por 30 días del imputado, la cual fue concedida por el juez de Garantías Marcelo Gómez. El hombre está acusado de robo agravado por el uso de arma blanca.

Aseguraron que para dar con el sujeto fue fundamental la identificación de la patente del auto. En cuanto a las pruebas del caso, el fiscal mencionó las declaraciones testimoniales de la trabajadora de la farmacia y de una clienta, de los uniformados que intervinieron en la detención y la videofilmación de una cámara de seguridad que captó toda la secuencia del robo.

La filmación fue fundamental

El violento robo a la farmacia San Pablo quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio, información que fue determinante a la hora de identificar al delincuente para su posterior detención. Desde la fiscalía recordaron que la imputación que pesa sobre el ladrón es la de robo calificado por el uso de arma blanca, delito que prevé únicamente penas de cumplimiento efectivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario