El clima en Cipolletti

icon
Temp
91% Hum
LMCipolletti

Vecinos organizan Día del Niño y refrigerios solidarios

Celebrarán la jornada con los chicos del Antártida Argentina. En forma periódica, concurren al basural para llevar meriendas.

Para el domingo solicitan golosinas y juguetes, mientras que para la campaña permanente se necesitan alimentos no perecederos, harina y leche.
 
Vecinos del barrio Antártida Argentina se organizan para celebrar el Día del Niño con actividades recreativas, almuerzo, golosinas y una torta gigante. La idea surgió del grupo de trabajo del lugar, que desde hace algún tiempo reúne alimentos para llevar refrigerios a las familias que a diario concurren al basural de El 30 en busca de elementos para reciclar.
"Queremos festejar el Día del Niño con todos los chicos del barrio, vamos a hacer una torta de varios metros y a organizar juegos. Quienes lo deseen pueden donar golosinas o, si tienen, juguetes", dijo Fabián Vega, un empleado municipal que lidera las campañas solidarias.
La mayoría de los alimentos, como la harina y huevos necesarios para hacer la torta, ya fueron recolectados por lo que los vecinos solidarios ponen énfasis en los dulces y los juguetes. "Pueden ser nuevos o usados, que se encuentren en buen estado", explicó Vega. Se espera llegar a unos 500 niños, entre los residentes en el Antártida Argentina y los de otros sectores de bajos recursos de la ciudad.
Las donaciones pueden acercarse a Básicos Limón, un comercio de La Esmeralda al 1200, que sirve como centro de acopio para las distintas iniciativas. Otra alternativa es un kiosco que funciona en Belgrano y Almirante Brown.
 
Refrigerio
Por otro lado, los integrantes del grupo de trabajo solidario recolectan durante todo el año leche, té, pan, galletitas, dulce y harina para elaborar refrigerios y llevarlos al basural ubicado en la zona Norte. La intención es concurrir a diario, aunque actualmente visitan el lugar cada 48 horas "porque no siempre tenemos alimentos para llevar", dijo Vega.
En principio, la actividad apuntaba sólo a los niños que pasan el día en el lugar donde se da disposición final a los residuos sólidos urbanos. Sin embargo, "ahora también hay gente adulta que se acerca a merendar, aunque no todos", detalló.
El objetivo es fortalecer una red de donaciones y contar durante todo el año con alimentos con los cuales brindar una asistencia a las familias que viven de lo que puedan recolectar entre los desechos, entre los que buscan fundamentalmente elementos que se puedan reciclar.
Son entre 25 y 30 personas con las que Vega pretende colaborar en forma permanente. Para ello, se pidió la ayuda con los distintos alimentos. Al igual que con los juegos para niños, pueden ser aportados en la sede de Básicos Limón.

Dejá tu comentario