El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
9% Hum
LMCipolletti

Varios reclamos por comida y salud

Habitantes de las tomas Barrio Obrero, ubicadas al norte de la ciudad, se hicieron presentes ayer en la Secretaría de Acción Social para solicitar la entrega de alimentos por la difícil situación económica que están atravesando. Además, integró el grupo el marido de una mujer que padece una rara enfermedad que la ha dejado postrada. La pareja vivía hasta hace un tiempo en el asentamiento. Ahora, ella necesita ayuda para su tratamiento.
Los ocupantes arribaron alrededor de las 10 a la sede de la cartera municipal. Allí, fueron atendidos por la titular del área, Patricia Fernández, quien ratificó la postura de la comuna de no involucrarse en las tomas por no estar éstas en el marco de la legalidad.
Así lo indicó la referente de la barriada, Lilia Calderón, quien destacó, sin embargo, la atención brindada por la funcionaria y también su compromiso, materializado de inmediato, de brindar alimento a las 16 personas de familias distintas que concurrieron en busca de respuestas.
“Nos presentamos un grupo de vecinos que, en forma individual, no tenía nada qué comer”, manifestó y dijo que un sector del Barrio Obrero está enfrentando serias dificultades para tener comida todos los días. “Son familias que están en riesgo”, enfatizó.
Indicó que luego de analizarse “caso por caso, situación por situación”, desde Acción Social se decidió proveer de alimentos a los que reclamaban, quienes, de esta manera, pudieron retirarse con comida.
Calderón enfatizó que la Municipalidad no puede no atender las demandas y necesidades de las familias que habitan los asentamientos existentes en Cipolletti. “El Estado debe hacerse cargo de los problemas de mucha gente”, enfatizó.
También concurrió en busca de ayuda Sergio Solís, esposo de Angélica Alarcón, una mujer que ha sufrido el Síndrome de Guillain-Barré y también brucelosis canina. A raíz de estas dolencias, ella necesita someterse a un tratamiento en Buenos Aires, adonde tiene que trasladarse en avión. La pareja está en una difícil situación económica por lo que se torna imprescindible alguna ayuda pública.
Calderón dijo que, aparte de estos problemas, en Barrio Obrero se requiere de algunas soluciones para la baja de presión con que llega el agua a algunas viviendas y también se está a la espera que el municipio cumpla con la instalación de contenedores para la basura. Agradeció que ya se hubiera realizado limpieza en algunas calles.
En Barrio Obrero A y B viven en total 622 familias, de las que 462 viven en el primer sector y 160 en el segundo. En conjunto, se trata de uno de los asentamientos más poblados de la ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario