El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
35% Hum
LMCipolletti

Un preso inició huelga de hambre para regresar a cárcel cipoleña

El recluso fue trasladado a Viedma hace un mes y desde entonces exige regresar al Penal 5.

El interno que hace poco más de un mes protagonizó un violento motín en la cárcel cipoleña se encuentra, desde hace cinco días, en huelga de hambre ya que la promesa de regresar al Penal de Ejecución Nº 5 aún no ha sido cumplida. Es que el recluso fue trasladado a Viedma luego de los incidentes. 
En el ambiente delictivo se lo conoce como el Chasca. El hombre fue sentenciado a  24 años y seis meses de prisión por robos calificados, simples y otros delitos.
Si bien es un preso que en otras cárceles no ha tenido una buena conducta, en el Penal 5 logró no tener conflictos. Pero esta situación iba a cambiar cuando le diera una feroz golpiza a uno de los guardias.
Según informaron fuentes judiciales, el pasado 8 de septiembre el Chasca estaba haciendo un asado. Hasta ese momento todo parecía transcurrir con normalidad. Pero la tranquilidad sólo iba a durar unos minutos.
A las 19, se acercó hasta donde estaba el recluso uno de los guardias para decirle que debía regresar a su celda. El interno le respondió que ya estaba por regresar pero pasaron 40 minutos y no había entrado.
Según la versión que aportó el preso, el guardia volvió pero esta vez con una pala con la que lo golpeó. Seguidamente se trenzaron en un una violenta pelea que terminó cuando el interno le pegó al celador hasta que pudo sacarlo del pabellón, se encerró en el lugar y luego rompió todos los candados de las celdas dejando salir a sus compañeros. “Así comenzó el motín”, relató una fuente judicial. Por varias horas los presos estuvieron encerrados en el pabellón. Rompieron las instalaciones, prendieron fuego los colchones y se aprovecharon de los más débiles para robarles sus pertenencias.
Entrada la noche, la situación se había calmado pero aún continuaba el motín. Los jueces Gustavo Herrera, Juan Pablo Chirinos y madres de internos ingresaron cerca de las 21.30 para convencerlos de que modifiquen su postura. Con el primero que hablaron fue con el Chasca.
 
Traslado
Tras haber logrado que depusiera su actitud, el incidente se dio por terminado. Pero un día después fue asesinado Víctor Tapia, otro interno, pero en este hecho el conocido delincuente no tuvo participación.
Es que al haber iniciado el motín se lo sancionó con 15 días de asilamiento. Luego fue trasladado a Viedma.
Su madre y su mujer se acercan todos los días a Tribunales para solicitar que el joven regrese al penal cipoleño.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario