El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
55% Hum
LMCipolletti

Un largo bostezo al Pentagonal

Desde que se clasificó, Cipolletti no volvió a ganar. Ayer terminó empatando 1 a 1 con Villa Mitre de local. El albinegro enfrentará el sábado a Huracán. Maipú, Central Córdoba y Rivadavia sus otros rivales.

Hubo muchos cambios de nombres, pero lo mismo dentro del campo de juego. El albinegro hace tres que no gana, ahora empieza otra historia.

No es bueno el momento de Cipolletti y más allá de no estar nunca en riesgo su clasificación, ayer volvió a decepcionar como local ante un tibio Villa Mitre que le terminó empatando el partido 1 a 1 en La Visera por la 16ª fecha del Apertura en el Torneo Argentino A.
Desde el sábado comenzará a jugarse otra historia, una película para la que el conjunto rionegrino deberá cambiar todo el argumento porque con su fútbol actual parece difícil llegar a un final feliz.
Además, en cartelera tendrá apenas once días para recuperar la memoria, imponerse a sus nuevos rivales (dos de ellos conocidos) y encantar a un público que ayer produjo la menor recaudación del año en su propia sala de proyección.
Domingo Perilli, el director, dispuso finalmente cinco cambios para despedir a la tediosa fase regular. Aferrado a su esquema de 4-4-2 utilizó a Manuel Gutiérrez como «8», le dio minutos oficiales al retorno de Jorge Cid, limpió de amarillas a César Medina y volvió al tándem del círculo central con Ricardo López Carrillo y Leonardo Larenas (su ideal).
Sin embargo, el equipo volvió a jugar mal, decididamente. Sin la presencia, la energía y el vigor de otros cruces se entregó a un trámite aburrido de las acciones, con pocas emociones sobre los arcos.
Lo más pintoresco de la tarde fue la presencia de la jueza Estela Martínez sobre el campo de juego, timorata en cada una de sus decisiones como la mayoría de los protagonistas, pero sin incidencia en el resultado del partido, mucho menos en el ritmo del juego.
La primera de peligro a favor del dueño de casa fue un desborde de Hugo Priero por la derecha que terminó con su remate al primer palo de un bien ubicado Gerardo Cabral para despejar el peligro.
A los 27, Emanuel Monforte tomó un rechazo corto de Raúl Ruiz y casi sorprende al «1» que retrocedió sobre sus pasos y controló con esfuerzo para mantener a su valla en cero.
Hasta que a los 39 minutos, Manuel Gutiérrez apareció por izquierda, recibió la infracción y él mismo ejecutó un lindo tiro libre que cayó en la cabeza de Cristian Martínez. El primer marcador central peinó y superó al arquero visitante para el 1 a 0 parcial.

Se lo empataron
El segundo tiempo siguió siendo igual. A los 22 llegaron las primeras modificaciones. El local reservó a Prieto y soltó a Mario Avila y Juan Carlos Zapata apostó al delantero Mario Cantoni  por el mediocampista Rodrigo Sánchez.
Segundos después, Avila estrelló la pelota en el palo izquierdo de Galant tras un centro de Gutiérrez y un minuto después de la media hora, Cantoni tomó un rebote de Ruiz para poner las cosas como al principio.
Roberto Muñoz cruzó peligrosamente la pelota por el centro, quedó corto en su cálculo y a partir de ahí se abrió el espacio para el remate de media distancia que forzó la intervención del arquero y permitió que el atacante empujara la pelota para la igualdad.
A punto estuvo de perderlo a los 35 el dueño de casa, pero Ruiz atajó un remate imposible de Martín Carrillo dentro del área de chica para bajarle la persiana al resultado.
Los instantes finales fueron solamente de preocupación en las despobladas tribunas porque nunca es bueno perder y mucho menos acostumbrarse a no ganar de local cuando se avecina el tramo más importante del año.
Hasta aquí, todos los protagonistas han relativizado el mal momento por la tranquilidad que supone haber dado el primer paso con tanto tiempo de anticipación. Desde hoy, el cuerpo técnico empezará a buscar la victoria inicial en un pentagonal que no se supone imposible, siempre y cuando el equipo eleve su nivel, no sólo colectivo, también individual.

Quedó afuera el más grande

Talleres de Córdoba no pudo meterse en la segunda ronda del Torneo Argentino A y deberá observar la definición del Apertura por radio o televisión.
El que logró colarse cuando nadie lo tenía en los planes fue Rivadavia de Lincoln que ganó como local ante Huracán de Tres Arroyos 2 a 1 y ese resultado propio en combinación con la derrota de Deportivo Santamarina de Tandil en Pergamino contra Juventud por 3 a 0 le sirvió para escalar al tercer lugar de la zona 1.
En consecuencia, los acompañantes de Cipo desde la fase regular a uno de los pentagonales serán el «Globo» y el «albirrojo», ambos rivales para los dirigidos por Domingo Perilli en La Visera por la primera y cuarta fecha, respectivamente.
El nuevo grupo albinegro se completará con Deportivo Maipú a quien visitará en la segunda y Central Córdoba de Santiago del Estero, destino de la cuarta en el calendario.
Por el otro lado buscarán avanzar Crucero del Norte, Unión de Sunchales, Juventud Antoniana de Salta, Libertad de Sunchales y Patronato de Paraná que sufrió en el cierre, pero se terminó metiendo otra vez.

Dejá tu comentario