Un ladrón está en la mira por otro violento robo

La Justicia le agravó la acusación por golpear a una mujer de 74 años.

Entró a robar con un menor y desfiguró a la víctima a golpes para llevarse un monedero y un teléfono celular, fue atrapado y en el juicio puede recibir una condena agravada por violencia de género. El Superior Tribunal de Justicia ratificó el criterio de la fiscalía y consideró que el delincuente -quien actuó con un menor de edad- debe enfrentar una acusación más dura que la correspondiente a un robo porque se aprovechó “de la situación de mayor vulnerabilidad de la mujer, que vivía sola”.

El acusado irá a juicio por el robo en el domicilio de una mujer de 74 años. Junto con su cómplice menor de edad, rompieron la cerradura de la puerta y una vez dentro de la casa atacaron salvajemente a la anciana, a quien golpearon en la cabeza, la agarraron del cuello y le causaron lesiones varias.

La investigación comenzó como un robo más, pero en la audiencia preliminar la fiscalía sostuvo que debía ser contemplado con los agravantes que contempla la ley de violencia de género.

La defensa apeló por considerar, entre otras cuestiones, que sumar un agravante en la audiencia preliminar atentaba contra el derecho a defenderse del imputado. El expediente llegó al STJ, que confirmó la acusación. La jueza Adriana Zaratiegui coincidió con el fiscal porque el robo “ha causado sufrimiento físico y psicológico a una mujer. Además, cabe poner de resalto que la señora era especialmente vulnerable por su edad y por estar sola cuando dos varones jóvenes la golpearon y lesionaron para despojarla de sus bienes”.

Para el fiscal, se trata de un caso de violencia de género porque atacó a una mujer sola.

No quería juicio

Con los ladrones identificados y un adulto camino a juicio, la mujer tuvo una actitud muy diferente a la que adopta la mayoría de las víctimas y pidió que no fuesen juzgados. En esa audiencia expresó que “no guardaba rencor” y explicó que no quería llevarlos a juicio, pero que era su deseo “que recapacitaran y se comprometieran a que no volvería a ocurrir, para que no les sucediera a otras personas”.

Sin embargo, la fiscalía consideró que por la gravedad del hecho el juicio debía realizarse y el STJ tomó la misma determinación. Ahora resta que se fije la fecha para el debate en el que se juzgará un robo agravado por violencia de género.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario