El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
18% Hum
LMCipolletti abuso sexual

Un kinesiólogo abusó de una joven en estado vegetativo

El acusado fue detenido, pero unas horas después lo liberaron. Ocurrió en un centro de rehabilitación en la localidad bonaerense de William Morris.

Un gravísimo caso de abuso sexual se conoció en las últimas horas, luego de que el indignante ataque quedó registrado por una cámara de seguridad: un kinesiólogo abusó sexualmente en una clínica de una paciente que se encuentra en estado vegetativo. El médico fue detenido pero horas después, liberado.

El repudiable accionar del especialista, identificado como Mariano Rafael Delgado, generó la bronca de la sociedad y de sus propios compañeros. El agresor ingresó al cuarto y al notar a la víctima indefensa, comenzó a tocarle los senos. Pese a que vigilaba continuamente si venía alguien por el pasillo, el abusador no sabía que una cámara de seguridad grabó todo, incluso cuando apagó las luces.

Te puede interesar...

Entonces, tras cerrar las cortinas y la puerta, el hombre continuó agarrándole los pechos a la víctima mientras se masturbaba por debajo del pantalón. Al cabo de unos minutos, posiblemente al escuchar que alguien se acercaba, el depravado salió de la habitación.

La denuncia fue realizado por el propio director del centro de rehabilitación San Juan de Dios, situado en la localidad bonaerense de William Morris, en el partido de Hurlingham. Además, la autoridad presentó otras pruebas relevante para poder avanzar rápidamente con la causa, según detalló una fuente de la investigación al medio local Primer Plano. El video detalló que el suceso ocurrió el pasado 30 de diciembre, a las 13 horas.

La víctima es una joven que está postrada a la cama tras intentar suicidarse con un disparo en la cabeza. En estado de inconsciencia permanente, tiene una traqueotomía y se alimenta por sondas nasogástricas.

La investigación quedó en manos de la fiscal Marisa Monti, de la UFI Nº 5 de Morón, quien ordenó la detención del acusado aunque la jueza de Garantías, Laura Pinto, lo liberó al considerar que las pruebas son suficientes y que no existen riesgos procesales; solo le impuso una restricción de acercamiento a la paciente y a su familia. Igual, el profesional fue procesado y podría recibir una pena de cuatro a 10 años de prisión.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario