Un grupo de pibes chorros mantiene en vilo a un barrio

Es en el ex predio de Zoppi. Todos los días hay robos en casas y en la calle.

Los perros ladran enojados y se activan los grupos de Whatsapp con el aviso: “Vecinos, me entraron a robar”. La secuencia se repite casi todos los días en los barrios del ex predio de Zoppi, pegado al hospital. Los vecinos ya están hartos y, al parecer, la Policía también. El sábado por la noche un grupo de ladrones quiso forzar a patadas la puerta de una casa, pero no pudieron y se fueron rumbo al barrio Antártida Argentina. Cuando el patrullero llegó, un agente le aseguró a la víctima que están atados de manos porque los delincuentes son menores, los identificó por su apellido y le dio una solución llamativa: “Tienen que ir y prenderles fuego la casa”.

Los planes de viviendas fueron entregados en etapas, a partir del 2014, y la preocupación por la inseguridad fue permanente, aunque los vecinos aseguran que los robos se incrementaron este año. En julio, las quejas en la Comisaría 24 se multiplicaron y el comisario Miguel Ángel Relmo se reunió con los vecinos. Reconoció que era una zona caliente por la cantidad de hechos, aunque advirtió a los vecinos que muchas víctimas no hacen la denuncia formal. Los patrullajes se incrementaron, pero los robos no cesaron.

Los vecinos y los policías que recorren el barrio coinciden en que los ladrones suelen ser los mismos y apuntaron a un sector del barrio Antártida Argentina que está pegado al extremo norte de las 112 Viviendas del ex Zoppi. El sábado, uno de los jóvenes que quisieron entrar a robar huyó corriendo hacia el Antártida y pocos minutos después regresó a la escena en moto. Ya estaba la Policía, pero no pudieron interceptarlo. “Dio una vuelta riéndose de los policías y cuando le cruzaron la camioneta les hizo ‘fuck you’ y se fue. Se les cagaba de risa. Los policías dijeron que no podían hacer nada, que tenemos que ir todos y quemarles la casa”, contó un vecino. Insólito, indignante, la realidad de un barrio en el que los ladrones tienen a maltraer hasta a la Policía.

“Dio una vuelta riéndose de los policías y les hizo ‘fuck you’. Se les cagaba de risa. Los policías dijeron que no podían hacer nada, que tenemos que ir todos y quemarles la casa”.Vecino indignado. En la zona del hospital hay robos todos los días.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario