Un bebé casi se ahoga en un canal y lograron reanimarlo en el hospital de Plottier

Anoche, el equipo médico le devolvió la vida tras 55 minutos de trabajo de reanimación. Vive junto a sus padres en la zona rural de China Muerta. Está internado estable en el hospital Castro Rendón.

Un bebé, que aún no cumplió dos años, se salvó de morir ahogado gracias a la labor del equipo de salud del Hospital de Plottier. Ayer a las 20.20 la Policía de la vecina localidad recibió el llamado desesperado de una familia que vive en la zona de chacras de China Muerta porque no encontraba a su pequeño.

Según comentó el comisario inspector Jorge Manzo, cuando llegó el móvil policial a Vives Reus al 3400 el padre había encontrado al bebé ahogándose dentro en un canal de riego.

“Estaba convulsionando, los progenitores junto con el dueño de la chacra lo trajeron al hospital de Plottier en una camioneta. Se encuentra en estado reservado”, resumió Manzo.

Desde la dirección del hospital indicaron que la familia llegó en estado de shock y le relataron que habían encontrado al niño en un canal de riego pero que no pudieron dar cuenta de cuánto tiempo estuvo sumergido. "No lo saben. Hacía rato que no lo veían. Es un gris que tenemos porque no lo podemos corroborar y es muy importante porque puede quedar con muerte cerebral por falta de oxígeno”, señaló a LM Neuquén, el director del hospital de Plottier, Francisco Facci.

El equipo de emergencia, junto con la pediatra de guardia, lo intuban, inician las maniobras de reanimación y le suministran la medicación pertinente. Después de 55 minutos de reanimación logran levantar la temperatura a 35 grados, dado que había llegado con hipotermia.

Dijo que el bebé comienza a tener una frecuencia cardíaca normal producto de la reanimación manual, mecánica y de la medicación endovenosa. Una vez que logran estabilizaren respiración y frecuencia cardíaca solicitaron la colaboración de la Policía para que les habiliten la Multitrocha para efectuar el trasladarlo a la Unidad de Alta Complejidad de Pediatría del hospital Castro Rendón.

El director indicó que anoche le entregaron al bebé con frecuencia cardíaca y temperatura normal producto de la reanimación mecánica y de la medicación suministrada. “El paciente está vivo y lo que no se pudo determinar es si tuvo riesgo cerebral o no por este tiempo de inmersión, porque no lo sabemos”.

El director destacó la labor del equipo de salud. “Es loable el trabajo que hizo la gente del hospital de Plottier”, aseguró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario