Todo Cipo llora la partida de Santiago Vergara

El ex mediocampista de la institución falleció ayer, a los 26 años.

El mediodía de miércoles fue un bajón para el fútbol de la región. La noticia de la muerte de Santiago Vergara, de 26 años, rápidamente invadió las redes sociales y fue la propia familia la que confirmó el deceso. Tras un año de lucha contra una leucemia que le fue detectada mientras jugaba en la primera división de Honduras, su vida dijo basta.

En el placard cuelgan las camisetas de Cipolletti e Independiente de Neuquén como pasos destacados por la región en el Federal A. Aunque su vida deportiva sumó muchos años en las formativas de Racing Club de Avellaneda y en la B Nacional, donde defendió la camiseta de Brown de Madryn.

Te puede interesar...

Diestro y de tranco a la medida de un carrilero, el Motagua hondureño le abrió las puertas de Sudamérica en 2016. Allí fue campeón de primera división a fines de esa misma temporada y con gran protagonismo en cancha, pocos meses antes de enterarse de la grave enfermedad que padecía.

En las tribunas, los hinchas del Ciclón, como apodan al club, todavía recuerdan un gol de antología que le señaló a Platense, nada menos que en la final del campeonato. Ahí terminó de sacar chapa de ídolo. La institución lo acompañó muchísimo en su pelea contra el cáncer y ayer sus hinchas llenaron las redes sociales con mensajes de apoyo para su familia.

Un acto de amor

Tras el diagnóstico definitivo que recibió, el jugador local viajó a Estados Unidos para una interconsulta. Allí, los profesionales le informaron de las bondades de un trasplante de médula, por lo que se iniciaron los exámenes de compatibilidad.

Fue su madre quien ingresó a un quirófano en España junto con su hijo, en marzo del año pasado.

Los médicos europeos que lo atendieron confirmaron que todo había salido bien, pero lejos de superar las circunstancias, Vergara siguió visitando consultorios para distintos controles.

Finalmente pudo volver a Neuquén. Ex compañeros suyos de Independiente de Neuquén fueron nexo con doctores zonales para seguir el día a día de su trasplante, cerca de la familia, su lugar en el mundo.

Hasta que ayer su cuerpo dijo basta. “Murió Santiago Vergara” fue el mensaje que comenzó a reproducirse por todos los celulares futboleros, helando los sentimientos de quienes compartieron con él vestuarios, campos de juego o que simplemente pudieron verlo jugar desde la tribuna.

Quedan las imágenes de grandes jugadas, anécdotas de un pibe de 26 años humilde, tan introvertido como talentoso. El del mechón blanco en el flequillo, el del golazo a Cipo con la camiseta del Rojo por la Copa Argentina en la misma edición que después terminó enfrentándose en cancha de Lanús a Racing Club.

Destellos deportivos de una vida fugaz, que deja además a un heredero pequeñito, a quien se encargó de endulzar hasta el último instante de su vida. ¡Que en paz descanses, Santiago Vergara!.

"Fue duro enterarme de que murió. Creía que lo peor había pasado. Un chico bárbaro, alegre, y además un jugadorazo. Lo mejor de él lo vi en Independiente”. Guillermo Ferreyra. El arquero fue su compañero en Cipo y el Rojo neuquino.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario