El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
64% Hum
LMCipolletti

Tiene leucemia y su hermanita será la donante

Maximiliano tiene 12 años y debe recibir un trasplante de médula ósea.

La familia del nene necesita recaudar fondos para viajar a la ciudad de La Plata, donde se realizará la intervención.
 
Desde hace cuatro meses, Maximiliano Santelisse lucha por su vida. Es que en mayo le diagnosticaron leucemia y debe recibir un trasplante de médula ósea para poder seguir viviendo. Su hermana menor será la donante, y junto a sus padres estiman que viajarán a La Plata en las primeras semanas de noviembre, cuando el niño será intervenido.
Maximiliano, de 12 años, comenzó a tener síntomas a principio de año. “Él llegaba cansado. Le dolían muchos los huesos y tenía náuseas. Comenzaron a medicarlo por los dolores pero no se le pasaba. Tras algunos estudios que le hicieron en una clínica de Neuquén es que nos dieron la terrible noticia”, relató la madre del menor, Patricia Acatappa.
La mujer nunca sospechó que se iba a tratar de algo tan grave. “Cuando lo llevé a la clínica me dijeron que le iban a sacar sangre y después de eso me avisaron que le iban a hacer una punción en la médula ósea y yo ni sabía lo que significaba eso. Media hora después me dieron el diagnóstico. Ahí me enteré que mi hijo tenía leucemia”, comentó Patricia.
Y agregó: “En ese momento la doctora nos dijo que tenía tratamiento y que Maxi se podía recuperar. Pasaron dos semanas y le hicieron más punciones y fue así que nos comunicaron que la leucemia de él no tenía tratamiento y que directamente tenía que ir a trasplante”.
Toda la familia comenzó a informarse sobre la enfermedad. Según relató la mujer ni siquiera sabía qué significaba que su hijo tuviera que ir a trasplante.
Maximiliano fue atendido en una clínica privada, pero después de algunas semanas se le informó a la familia que debían empezar a pagar los costos de la internación, ya que los padres del niño no cuentan con obra social.
“En ese momento de tanto dolor tuvimos que empezar a tocar puertas para conseguir el dinero. Después supimos que la clínica podía hacerse cargo de parte del tratamiento”, afirmó la madre del pequeño. Otro de los conflictos que debió solucionar la familia fue la vivienda. Ellos viven en el barrio Anai Mapu, pero debido a la condición de Maximiliano necesitaban buscar un lugar calefaccionado.
Gracias a la solidaridad de una vecina pudieron mudarse a una casa en la que la salud del niño no corre tantos riesgos. 
 
Donante
A partir de allí comenzaron a buscar donantes. Primero se hicieron los análisis los hermanos del niño y luego sus padres. Entre tanta incertidumbre y angustia debieron esperar algunos días hasta que les confirmaron que entre ellos estaba el donante. “Cada semana que pasaba para nosotros era una eternidad. Preguntábamos todos los días por los resultados de los estudios”, relató entre lágrimas Patricia.
Pero frente a todo el dolor que estaban atravesando llegó una buena noticia: Romina, de 9 años y hermana menor de Maximiliano, tiene la misma carga genética necesaria, lo que la hace una donante compatible con su hermano.
Ahora sólo resta poder reunir el dinero suficiente para que la familia pueda viajar a La Plata. Allí deberán vivir cerca de siete meses y es por eso que sus padres están realizando diferentes actividades para poder llegar a tener la suma necesaria para pagar los gastos de internación, tratamiento y estadía, ya que ninguno de ellos cuenta con obra social.
 
Cuenta en el Banco Nación
“Yo tengo una escuelita de fútbol y entre los chicos han organizado armar cajas donde ponen dinero. También hemos recibido donaciones de otras personas y de vecinos que nos han ayudado mucho pero aún nos falta”, comentó Patricia. Para donaciones, la familia abrió una cuenta en el Banco Nación Nº 1977970840 a nombre de Patricia Acatappa.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario