El clima en Cipolletti

icon
-5° Temp
93% Hum
LMCipolletti Kenia

Suicidio en masa: ya son más de 200 los muertos

Señalan que se trata de integrantes de una secta religiosa que buscaba “encontrar a Jesús” y ayunaron hasta morir.

El número de presuntos miembros de una secta cristiana que ayunaron hasta morir en un bosque del sur de Kenia para reunirse con Jesucristo escaló a 201 después de que las autoridades encontraran el sábado 22 nuevos cadáveres, según informó la Policía.

La comisionada regional de policía de la costa keniana, Rhoda Onyancha, declaró ante la prensa que la operación se reanudará este lunes, después de una semana en la que la cifra no dejó de ascender conforme se avanza en la excavación de las fosas comunes.

Onyanch informó que el sábado se detuvo a un sospechoso más, con lo que el número total de presuntos implicados asciende a 26. La comisionada regional de la policía dijo también que el número de personas dadas por desaparecidas había aumentado a 610 desde el viernes. En tanto, el número de personas rescatadas con vida se mantiene en 72.

Casi todos los muertos de la llamada “masacre de Shakahola” fueron exhumados de tumbas y fosas comunes halladas en ese bosque, a excepción de unos pocos que murieron en el hospital por su estado grave. Las autopsias de más de un centenar de cuerpos evidenciaron que, si bien todos mostraban signos de inanición, los cadáveres de al menos tres menores y un adulto tenían también rastros de estrangulamiento y asfixia. Asimismo, las primeras investigaciones de la Policía apuntan a que los fieles eran forzados a seguir con el ayuno, aunque quisieran abandonarlo.

El pasado miércoles, el tribunal de Shanzu, en la ciudad costera de Mombasa, ordenó extender durante treinta días (iniciando el recuento el pasado 3 de mayo) la detención del líder de la secta que presuntamente persuadió a las víctimas para ayunar, el pastor Paul Mackenzie Nthenge, junto con su mujer y otros 16 sospechosos.

El pasado 2 de mayo, Nthenge y los otros detenidos fueron puestos en libertad por el tribunal de la turística ciudad costera de Malindi, después de que la Fiscalía manifestara su intención de formular cargos de terrorismo contra ellos, algo para lo que esa corte se declaró incompetente. Sin embargo, el pastor y sus secuaces fueron detenidos minutos después y trasladados al tribunal de Shanzu, a unos 120 kilómetros, donde la Policía solicitó, sin éxito, autorización para tenerlos detenidos durante noventa días más.

Dejá tu comentario