Natalia Roldán, la dueña de la propiedad, contó a LM Cipolletti que no se dieron cuenta de lo que había sucedido hasta que bajaron a la planta principal cerca de las 6 de la madrugada y que, lo que más les preocupa, es que ingresaron estando ellos en el interior. “Vivo con mi marido y mis dos nenas chiquitas, considero que la sacamos barata: estamos todos bien”, remarcó.

Los ladrones forzaron el portón de madera de entrada que, justo en esta ocasión, había quedado mal cerrado. Posteriormente, rompieron el seguro de las puertas corredizas y se llevaron una cartera, un bolso, la plata de las billeteras, una computadora y las llaves del vehículo, que estaba estacionado en el garage desde la medianoche.

Perros: Los vecinos aseguran que los perros de la zona desaparecieron en forma sorpresiva.

El vehículo que robaron es un Volkswagen Suran color gris con dominio HQF 000.

“Cuando nos despertamos notamos que nuestro auto no estaba y que habían dejado tiradas algunas de pertenencias en césped. La verdad es que no escuchamos nada y no entendemos cómo pudo pasar. Por suerte no pasó a mayores. La llave la había dejado colgada, por eso creemos que la encontraron en el camino, no tenían planeado llevárselo”, expresó.

A su vez, relató que entre los vecinos piensan que se trata de personas que vigilaron el sector y que no es la primera vez que sucede, ya que ocurrieron otros dos hechos similares en la última semana.

En el lugar trabajó personal policial de la Comisaría 32, a cargo del comisario Mauro Albornoz, en busca de huellas que permitan identificar a los ladrones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario