El boletín oficial de Nación informó que Juan Manuel Haspet, Alejandro Antonio Gullino y Gustavo Boroneik no podrán ingresar a ningún estadio en el que se aplique esta metodología hasta el 2020.

Los tres fueron identificados y culpados por los incidentes que acabaron con un matafuegos de los bomberos neuquinos en el campo de juego y por provocar desmanes y destrozos en la popular que ocuparon miles de simpatizantes rionegrinos ese domingo por la tarde.

El programa Tribuna Segura es un sistema de control para los hinchas, que en el 2018 fue aplicado en 25 estadios nacionales, como el Coloso del Cutral Co, el José María Minella de Mar del Plata, el Mario Alberto Kempes de Córdoba, La Bombonera, el estadio de Vélez, el Monumental y el Único de La Plata, entre otros.

En ocasión de tener en Neuquén la competencia federal por la gestión del Municipio de Cutral Co, el Ministerio de Seguridad de Trabajo y Medio Ambiente de la vecina provincia firmó el convenio con el Ministerio de Seguridad de Nación en 2017. Gustavo Pereyra fue el político local que estampó la firma en esa oportunidad.

Cuenta pendiente

Río Negro se encuentra en tratativas para adherirse al mismo método, pero esto aún no fue resuelto.

Por eso motivo, Neuquén ya cursó la información correspondiente no sólo a las autoridades policiales rionegrinas, sino también a la directiva del Club Cipolletti.

Ahora dependerá de la fuerza pública de esta provincia subir los tres nombres de los hinchas a una lista de derecho de admisión que podría ponerle como castigo quedarse afuera también de La Visera por el mismo lapso.

El primer partido como local en la reválida del Federal A será el 10 de febrero en el clásico ante el Deportivo Roca.

La Copa le aplicó una multa económica al club

Como consecuencia de aquella tarde de terror, Cipolletti terminó siendo sancionado por la Copa Argentina con una multa económica que se cristaliza en la rendición de una cantidad fija de entradas populares.

A nivel deportivo, el club pudo seguir participando, razón por la cual animó la llave rionegrina que terminó el domingo por la noche con su eliminación a manos del Deportivo Roca en La Visera.

Un paso a favor en el control de este tipo de situaciones violenta que dio la dirigencia local hace algunos meses fue la colocación de cámaras de seguridad en los accesos al estadio, lo que hará fácilmente identificables a los revoltosos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario