Robó a sus propios inquilinos y ahora puede ir a juicio

La acusada es una cipoleña que accedió a resarcir a las víctimas, pero no cumplió.

Una cipoleña que se quiso pasar de viva con una pareja de estudiantes universitarios casi termina presa por no presentarse ante la Justicia. La mujer se había comprometido a pagarles una suma de 50 mil pesos pero no cumplió y un juez ordenó su inmediata concurrencia a los Tribunales de Urquiza y España.

Ahora aguardarán la realización de una serie de estudios médicos y su resultado determinará si es juzgada por los delitos de usurpación, daño, hurto y retención indebida.

Te puede interesar...

Tiene 74 años y no dudó en abusar de la buena fe de dos universitarios, oriundos de la provincia de Salta que, en general, sobre fin de año se van a pasar las fiestas a su tierra de origen. Fue en esas circunstancias que la acusada se introdujo al departamento que les alquilaba, se apropió de varios objetos de valor y enseguida buscó otro inquilino, se precisó en la acusación fiscal.

Lo sucedido generó un gran enojo en los sorprendidos salteños, que radicaron una denuncia y lograron que avance en el ámbito del Ministerio Público Fiscal de Cipolletti. Meses atrás se concretó una audiencia de control de acusación y se le ofreció a la ladrona la posibilidad de evitar el juzgamiento. La respuesta fue positiva y se acordó que la dueña del departamento les pagara un resarcimiento de 50 mil pesos.

De esta forma, el proceso parecía cerrado y los damnificados por el robo iban a recuperar parte de lo sustraído. Empezaron a pasar las semanas y los denunciantes no vieron ni un billete de los comprometidos por la acusada.

Una vez más, alertaron a la fiscalía y se volvió a convocar a una audiencia para directamente juzgar a la ladrona. Para sorpresa de los funcionarios judiciales, indicaron fuentes allegadas a la causa, se presentó una hija en nombre de la mujer y explicó que se encontraba enferma. El juez a cargo del trámite se vio obligado a darle un detalle de la denuncia y lo que implicaba el acuerdo previo, que no se cumplió. Finalmente, el lunes se presentó y se mostró muy confundida por la situación. De acuerdo con las fuentes, su abogado particular dejó de representarla y un defensor oficial se hizo cargo de la causa.

La acusada adujo que tenía presión alta y que estaba “angustiada” por los cargos en su contra. Frente al descargo, el juez indicó que se esperarán los informes de su salud y que serán revisados por médicos forenses; luego, se definirá si va a juicio.

Allanamiento y secuestro de joyas

“Lo anterior se sustenta en que a partir de un allanamiento realizado en la vivienda de la acusada, se logró recuperar algunos electrodomésticos y joyas que eran de los jóvenes”, destacaron desde el Ministerio Público fiscal, a la hora de ofrecer un detalle de la prueba física en contra de la acusada.

En septiembre se celebró el acuerdo del pago de 50 mil pesos en concepto de resarcimiento, pero la mujer no lo cumplió.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario