Raptan a repartidores de cigarrillos y se llevan un gran botín

Les quitaron la plata y mercadería.

Dos trabajadores que distribuían cigarrillos en la ciudad fueron sorprendidos por asaltantes encapuchados y llevados hasta Cinco Saltos, donde los maniataron y los abandonaron. Antes, se apropiaron de dinero en efectivo y una importante cantidad de mercadería.

El violento hecho ocurrió en horas de la mañana y, según fuentes policiales, las víctimas fueron interceptadas cuando se encontraban en cercanías del estacionamiento de Changomas. Eran dos delincuentes que empuñaban un arma corta y obligaron a los trabajadores de la empresa Cimar a dejar rápidamente el lugar.

De esta forma, llegaron hasta Cinco Saltos y en las inmediaciones del canal principal los maniataron. Ya reducidos, los asaltantes pudieron apropiarse de la recaudación que llevaban y de una gran cantidad de atados de cigarrillos.

Más allá de las precauciones de los autores del audaz atraco, las víctimas consiguieron desatarse con rapidez y dieron aviso a la Policía provincial. En primer término, intervino la Comisaría 43ª de Cinco Saltos y luego la 24ª de Cipolletti. De acuerdo con las fuentes, el trabajo investigativo se inició anteayer, a las 14:30, pero hasta anoche no habían logrado dar con los autores.

Las pesquisas quedaron a cargo de los agentes de la unidad policial del barrio Don Bosco y la Brigada de Investigaciones, bajo la responsabilidad de la fiscalía de turno. Las fuentes indicaron que el golpe delictivo no habría sido al voleo y que estuvo premeditado.

Precisamente, desde la distribuidora de cigarrillos aseguraron que tienen miedo y que estarían marcados porque no es la primera vez que ocurre.

En cuanto al monto de lo sustraído, no fue informado y se debía esperar un detalle de la empresa donde trabajan las víctimas.

Además del aporte testimonial de los empleados, los responsables de la investigación tenían previsto conseguir más información a través de grabaciones de video y algún testigo circunstancial.

La modalidad del rapto y posterior atraco tiene un antecedente cercano: el caso de un abuelo que fue asaltado en horas de la noche y obligado a trasladarse hasta Neuquén capital, aunque por su resistencia fue abandonado en un barrio.

“Las víctimas pidieron auxilio a unos vecinos, que advirtieron el hecho y llamaron a la Policía. Las primeras diligencias estuvieron a cargo de peritos de Cinco Saltos”. Javier Yañez. Subcomisario a cargo de la Unidad 43 de Cinco Saltos

2 fueron los delincuentes que cometieron el asalto.

De acuerdo con la investigación inicial, sólo uno de los asaltantes se encontraba armado. No se informó sobre golpes u otra agresión a las víctimas, que fueron maniatadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario