El clima en Cipolletti

icon
Temp
31% Hum
LMCipolletti dólares

Qué plan analiza Massa para estabilizar la economía

El foco principal estará puesto en resolver la falta de dólares, por ejemplo estableciendo un nuevo "dólar soja".

Luego de asumir en medio de una fuerte crisis económica y política, el nuevo “super ministro” de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa, ya trabaja con sus asesores en un plan económico que principalmente apunta a resolver la falta de dólares.

Uno de los puntos en estudio es avanzar hacia un “desdoblamiento cambiario” para crear un “dólar soja”: es decir, se permitiría la liquidación de dólares de la soja al valor del dólar MEP por un período determinado. Según los asesores de Massa, la medida significaría para el productor “una reducción drástica y temporaria de las retenciones” y para el fisco “sería equivalente a una devaluación ya que se asocia fiscalmente a una retención que se liquidará al dólar paralelo”. Si esto funcionara, el plan estima una liquidación de soja por US$9.000 millones que permitirían llegar bastante bien a la próxima liquidación de la cosecha gruesa en 2023.

Te puede interesar...

Sin embargo, los asesores de Massa advierten que este “dólar soja” se debe aplicar antes de una devaluación del tipo de cambio oficial porque “devaluar sin reservas podría terminar en una espiralización del tipo de cambio y la inflación”.

Como devaluar para incentivar el ingreso de divisas y evitar al mismo tiempo una espiralización inflacionaria tiene un lugar casi excluyente en la agenda de Massa. Uno de los principales riesgos es que intentar corregir el valor del dólar sin tener un volumen mínimo de reservas es arriesgarse a una corrida cambiaria terminal. Según estimaciones privadas, las reservas netas rondarían apenas los US$1.700 millones, luego de que en julio el BCRA registrara una pérdida de US$ 3.000 millones.

El plan estima una liquidación de soja por US$9.000 millones que permitirían llegar bastante bien a la próxima liquidación de la cosecha gruesa en 2023.

Además, una devaluación (que a estas alturas ya luce inevitable) tendría el efecto colateral de alimentar la inflación. Ya con la devaluación a cuentagotas que ocurre actualmente el panorama es desolador: distintas proyecciones (incluidas las del BCRA) ubican entre 7% y 8% el IPC de este mes. Y aunque el Central aceleró algo el ritmo de aceleración, esto no contribuyó al objetivo de acumular reservas.

A todo esto se suma el problema poco mencionado del dólar futuro, donde el BCRA viene vendiendo dólares a un nivel parecido al del dólar oficial. El problema es que si al vencimiento de cada contrato el dólar oficial está por encima de lo acordado, el BCRA debe compensar la diferencia emitiendo más pesos. Y esto es algo muy factible que ocurra porque cuanto más dólar futuro venda el Banco Central más emisión necesitará para compensar los contratos si ocurre una devaluación.

Por otra parte, en el plan de Massa también serán importante para la entrada de dólares las gestiones externas para conseguir préstamos de organismos multilaterales. Este punto comenzó bien luego de que el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver Carone, finalmente accediera a darle un crédito a la Argentina después de haberse negado inicialmente.

Luego de recuperado el nivel de reservas, el plan de los asesores de Massa sostiene que “el BCRA estaría mejor preparado para una devaluación discreta del tipo de cambio oficial”. El siguiente paso sería alinear el ritmo de devaluación con las tasas de interés para que sean positivas frente a la inflación.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario