Presos denuncian a un cocinero porque les roba comida

Están alojados en la cárcel federal de Roca y se quejaron ante la Justicia.

Los presos, principalmente de las cárceles federales, se vuelven cada vez más exigentes y les reclaman transparencia a los integrantes del Servicio Penitenciario. Fue en este marco que 34 internos del Pabellón 2 de la Unidad 5° de General Roca decidieron impulsar un habeas corpus contra el maestro de cocina y los nutricionistas porque “se están robando la comida”. El mismo día de la presentación del recurso ante la Justicia, a modo de protesta, no comieron y los dejaron plantados con los platos en la mesa.

La inusual presentación no sólo fue analizada por el Juzgado Federal roquense, sino que también pasó por las manos de los integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones, que la semana pasada hizo volver todas las actuaciones para que se verifique de manera efectiva si existe alguna irregularidad en el penal que depende del Servicio Penitenciario Federal.

Te puede interesar...

Los jueces prestaron especial atención a que el recurso de los 34 presos no se limitó a una simple queja por el servicio de comidas sino que denunciaron que “se la estaban robando”. Debido a que el magistrado de primera instancia no consideró en profundidad la denuncia, instaron a que investigue más allá del informe remitido por el propio Servicio Penitenciario y que correspondía ese análisis, por “la pluralidad de personas denunciantes”.

En un primer momento y en base a una evaluación enviada por los propios responsables de la cárcel, el titular del juzgado federal roquense concluyó que no había ninguna irregularidad. “No surgen hechos o acciones que agraven las condiciones de salud o detención de los internos alojados en el Pabellón 2 Alto en los términos del artículo 3 y 4 de la ley 23.098”, destacó el magistrado.

De acuerdo a lo informado por el Servicio Penitenciario, los presos recibían diariamente un menú variado, supervisado por profesionales. También se aclaraba que el servicio estaba tercerizado.

En tanto, en el recurso se precisó que la denuncia involucraba al jefe del economato, el maestro de cocina y los nutricionistas “porque hace más de un mes que la bandeja de comida no viene bien”.

34 presos se rebelaron por la bandeja de comida diaria que reciben en la cárcel.

Un firme reclamo analizado por varios jueces

Un importante número de presos no desconoce sus derechos y desde su lugar de encierro hace reclamos impensados aunque todos están contemplados por la ley. El interno que impulsó la denuncia contra el servicio de comidas de la cárcel federal de General Roca estuvo muy lejos de contentarse con la respuesta del Juzgado Federal y decidió apelar, con el respaldo de 33 firmantes. Su insistencia le sirvió para que el habeas corpus sea analizado más a fondo por el magistrado de primera instancia.

Mostrando su compromiso con lo elevado a la Justicia, el 23 de julio “se rechazó la comida con conformidad de todo el pabellón”.

Después, el líder de la protesta reiteró al defensor oficial sus argumentos y la necesidad de que el recurso llegue hasta la Cámara Federal de Apelaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario