El clima en Cipolletti

icon
Temp
70% Hum
LMCipolletti Mordió

Mordió a un policía, le pidió perdón, pagó $10 mil para el hospital y zafó

Una mujer que se había metido a una casa con un cómplice atacó a los mordiscos a uno de los uniformados que lo detuvieron. Cumplió pautas de conducta y la sobreseyeron.

Una mujer que junto a un cómplice se habían metido a una vivienda de Cipolletti y le dio un mordisco a un policía que intervino en el operativo logró ser sobreseída luego de cumplir las pautas de conducta que le impusieron en un criterio de oportunidad, el método alternativo previsto por la Justicia para la solución de conflictos.

El incidente se produjo el 21 de abril del año pasado, alrededor de las 22:30, cuando Karen Brizeth López Farfan y otra persona que no aparece en este expediente ingresaron a una casa ubicada en España 1003, que pertenece a otro titular.

Te puede interesar...

Una vecina advirtió la maniobra y de inmediato llamó a la Policía, por lo que encomendaron a una patrulla de la Comisaría 32.

Al llegar al lugar los uniformados se encontraron con los intrusos, con quienes intentaron dialogar. Querían convencerlos de que se tenían que retirar. Uno de ellos entró en razones y se fue voluntariamente. Mientras que López Farfan se resistió ferozmente y forcejeó con dos efectivos.

El tarascón

Según la acusación presentada por la Fiscalía, en la escaramuza la mujer se las ingenió y le pegó un fuerte mordiscón al sargento 1ro Marco Zárate. Fue en el muslo de la pierna izquierda, algo más arriba de la rodilla, un sector notablemente sensible.

Fue una reacción, se destacó en el documento judicial, para “impedirle el cumplimiento de un acto propio de sus funciones”.

El tarascón le provocó al suboficial lesiones certificadas por una profesional médica y la agresora fue imputada el 21 de abril siguiente por el delito de “atentado contra la autoridad en concurso ideal con lesiones leves”.

El 27 de febrero de este año la Fiscalía y la Defensa acordaron concederle el beneficio del criterio de oportunidad en una audiencia en la que convinieron que la acusada desembolsaría 10 mil pesos para la Cooperadora del Hospital local y además le pediría disculpas al sargento Zarate.

Pedido de sobreseimiento

Recientemente se realizó una nueva audiencia en la que la fiscal Alejandra Altamira solicitó el sobreseimiento de la imputada con el argumento de que había cumplido con el pago, y además el uniformado no había planteado objeciones.

En tanto que la defensora Oficial, Andrea Villanueva, adhirió a lo solicitado por la Fiscalía.

La jueza Sonia Martín avaló lo requerido por las partes y dictó el sobreseimiento.

Sostuvo que correspondía dado que la Fiscalía no continuaba con la persecución penal por entender que el conflicto primario se quedó solucionado con el pago de la reparación económica y el pedido de disculpas.

En el fallo, la magistrada también declaró, como lo establece el Código Penal, que el proceso no afectó “el buen nombre y honor del que hubiere gozado” López Farfan.

Otro caso con un uniformado como víctima

En julio del año pasado otro policía que prestaba servicios en el Puesto de Seguridad Vial ubicado en la zona de los puentes carreteros fue cortado en el rostro con un cuchillo. El autor fue un joven de 18 años de Neuquén que momentos antes junto a otros dos sujetos habían intentado agredir a dos hombres que caminaban por cercanías del Fortín Primera División.

Cuando alertaron el hecho en la dependencia de tránsito los policías de guardia interceptaron a los sospechosos quienes, pese a que les dieron la orden de detención, salieron corriendo hacia los puentes, por lo que los persiguieron.

Dos de los desconocidos ingresaron al Casino y se perdieron de vista. Mientras que el tercero, Diego Emanuel Díaz, se escondió entre los autos estacionados en la playa de la empresa de juegos.

Caminera Cipolletti .jpg

Allí el sargento Héctor Silva lo encontró y le ordenó nuevamente que se detuviera. Pero cuando intentó reducirlo, Díaz se resistió y extrajo de entre sus ropas una navaja de bolsillo de 16 centímetros de longitud, con la que le produjo un corte en la cara, herida considerada de carácter leve.

De todos modos, el agresor fue detenido e imputado por el delito de “atentado contra la autoridad agravado en concurso ideal con lesiones leves”.

La causa giró hacia una suspensión de juicio a prueba (probation) consensuado por el término de un año. El acuerdo, alcanzado por la fiscal Alejandra Altamira y la defensora Oficial, Andrea Villanueva, establecía la reparación económica de $6 mil pesos en tres cuotas de $2 mil. Además, tenía que cumplir pautas de conducta, como fijar domicilio, no abusar de drogas ni bebidas alcohólicas en la vía pública, y presentarse cada tres meses en la Comisaría 19na de la ciudad de Neuquén.

Casino Cipolletti

Al cumplirse el año fijado como plazo en la suspensión del juicio a prueba, la defensora Andrea Villanueva pidió el sobreseimiento de Díaz, planteo que no fue objetado por la Fiscalía, al destacar que “se ha extinguido la acción penal”.

La jueza Rita Lucía dictó el sobreseimiento requerido al explicar que “dado la falta de confrontación de las partes, teniendo en cuenta que los jueces al momento de resolver debemos sujetarnos a lo peticionado por éstas”.

La magistrada agregó en la resolución que “el proceso no afectó el buen nombre y honor gozados con anterioridad” por parte del acusado. Es un formalismo previsto en el Código Penal.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario