El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
39% Hum
LMCipolletti Aberrante

Aberrante: confesó que violó a su hija menor y va 8 años preso

La madre de la niña lo sorprendió cuando la asediaba desnudo. Ese hecho destapó que sufría abusos en forma reiterada. El depravado pidió no quedar detenido en Cipolletti ni en Roca por temor a otros internos.

Un depravado que violó reiteradamente a su hija menor pasará los próximos 8 años en prisión por un acuerdo alcanzado en un juicio abreviado en el que admitió su culpabilidad.

Los hechos fueron de una gravedad que provoca escalofríos. Ocurrieron entre noviembre de 2012 y julio de 2021, en un domicilio de Cipolletti y en la vía pública.

Te puede interesar...

La aberrante serie de vejámenes quedó al descubierto cuando una noche la niña salió espantada de su habitación y se refugió en el baño. Ella dormía y la despertó su papá manoseándola mientras se quitaba el pantalón y el canzoncillo con la intención de accederla carnalmente, como lo había hecho en otras oportunidades. Pero la niña pudo escapar y su mamá descubrió al hombre desnudo persiguiéndola.

La mamá hizo la denuncia que abrió una causa judicial que reveló que AHE -así lo identifica el fallo judicial conocido recientemente con el fin de evitar la revictimización de la niña- sometió a su propia hija a monstruosos ataques sexuales.

La investigación determinó cinco hechos, cuatro de ellos en la casa que ocupaba la familia. El restante ocurrió en la banquina de la Ruta 22 a la altura de General Roca, en un viaje de trabajo -del rubro informático- en el que llevó a la niña. Pero en un momento paró la camioneta que conducía y la llevó a la parte trasera, donde la violó.

AHE quedó imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por el vínculo y por ser cometido contra una menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente” en dos hechos; “abuso sexual simple” y “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa”, todo en concurso real.

Hubo un sexto episodio que en la acusación se apuntó a que promovió la “corrupción” de su hija, dado que al ser “reiterados, continuos y perversos” evidenció que su intención fue aprovecharse de ella en el futuro.

Pero este agravante fue desestimado para permitir el proceso abreviado, según lo consensuado entre la fiscal Rocío Guiñazú Alanís; el abogado querellante Damián Leonart; el defensor del hombre, Rubén Antiguala y la defensora de menores, Alicia Merino.

El acuerdo incluyó imponerle 8 años de prisión al acusado, que aceptó al igual que su abogado.

Un punto final

El Tribunal compuesto por Guillermo Merlo, Julio Sueldo y Marcelo Gómez avaló lo convenido por las partes y dictó la sentencia en esos términos.

El fallo destaca que la mamá de la criatura estuvo de acuerdo con cerrar la causa con ese castigo para ponerle “un punto final”.

La mujer lo transmitió tanto a Fiscalía como en la Defensoría de Menores, quien corroboró que se entrevistó con la niña y su madre y le manifestaron que “quieren que esto termine”.

Los jueces resaltaron asimismo que además de la confesión del sujeto reunieron pruebas firmes para declararlo culpable. Junto con la declaración de la menor en cámara Gesell fue relevante también el testimonio de su mamá, quien sorprendió al agresor en pleno acto. También aportaron elementos los profesionales del equipo que entrevistó y asistió a la niña. Fue clave lo manifestado por el médico que la examinó y detectó lesiones en la zona genital compatibles con violaciones.

Temor tras las rejas

El defensor Rubén Antiguala planteó, a pedido de su defendido, que al momento de quedar a disposición del Servicio Penitenciario Provincial no sea alojado ni el penal de Cipolletti ni en el de General Roca, dado que allí están detenidas dos personas que tienen inconvenientes con él.

Según explicó, el conflicto se desató porque le robaron una motocicleta y por ese hecho fueron condenadas las dos personas que están presas en esas cárceles.

Advirtió que en caso de ingresar a esos establecimientos “podría tener problemas, porque lo conocen”.

El fallo indicó en que el organismo penitenciario deberá contemplar lo requerido por el violador ante el temor a ser agredido. .

Aclara que para el caso que por falta de disponibilidad sea ingresado en alguno de las prisiones indicadas “se arbitren los medios para proceder al resguardo físico del nombrado, teniendo en cuenta además el delito por el que fuera condenado”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario