Polémica por los carteles viales colocados en la Illia

Fueron realizados por Senderos SRL, la empresa de Enrique Sales.

La cartelería que acompaña a la obra de asfalto de Arturo Illia hacia la zona este de Cipolletti la realizó Senderos SRL, la empresa familiar del director municipal de Seguridad Vial, Enrique Sales. Sin embargo, el intendente Aníbal Tortoriello aclaró con firmeza que no constituye un delito porque la firma no es proveedora del Municipio, sino de la compañía -RJ Ingeniería- a la que Nación le adjudicó la obra tras ganar la licitación.

“No es una obra del municipio de Cipolletti, sino de Nación. Y, por ende, Senderos tiene todo el derecho de venderle su producto a esta empresa (la que ganó la licitación) como a cualquier otra”, sostuvo el jefe comunal. Y más adelante aseguró: “Ninguno de nosotros le vende nada al Municipio. Está prohibido por ley y somos impolutos en esto. No lo permitiremos”.

Por eso, afirmó que la señalización vertical que puede observarse en otros sitios de la ciudad se confecciona en los talleres del área de Servicios Públicos, que maneja otros proveedores. “Compramos a otras empresas donde no existe participación de ninguno de nosotros”, acotó el intendente.

Así, echó por tierra las suspicacias generadas en torno a tres carteles que se ubican en el acceso a la avenida Illia y conservan la etiqueta de Senderos SRL en su reverso. Justamente llevan la marca porque esa empresa fue la que proveyó la cartelería que debía colocar JR Ingeniería al ganar la licitación.

“La obra de la Arturo Illia fue un proyecto aprobado por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) que nosotros reflotamos, se lo llevamos a Nación y el gobierno nacional lo confirmó y licitó. El Municipio no participó y la empresa que ganó la licitación fue RJ Ingeniería”, contó Tortoriello.

La sospecha que sobrevolaba en torno a esa cartelería también impulsó a la concejal de la oposición María Eugenia Villarroel Sánchez a hacer sus propias averiguaciones, al punto que realizó una constatación in situ y ante una escribana para documentar los carteles que tenían la leyenda de la empresa familiar de Sales.

La concejal confesó que hace tiempo que se viene asesorando legalmente sobre el tema para ver qué pasos hay que seguir en el caso, sin prejuzgar a nadie, ya que el fondo de la cuestión es muy delicado porque toca los deberes de un funcionario público y la ética.

Pedido de informes

En principio, dijo que realizará un pedido de informes al área de Compras para saber quién proveyó estos carteles, cuántos son, detalles de la serigrafía y el diseño, entre otras cosas. Tortoriello adelantó que le proveerá esa información cuando lo demande.

“Es un acto legal que no tiene nada que ver con el Municipio. La obra fue licitada por Nación. Y Nación, dentro del pliego, obligó a la empresa adjudicataria a hacer la cartelería”, concluyó el intendente, dando por cerrado el tema.

--> Ya denunciaron conflicto de intereses

La concejal de la oposición María Eugenia Villarroel volvió a reprocharle a Enrique Sales algo que ya hizo al inicio de su gestión, cuando fue nombrado director de Seguridad Vial, teniendo una empresa privada vinculada al rubro.

“Al asumir, planteamos que había un conflicto de intereses en esa dirección”, recordó la edil. La polémica también se deslizó en una página anónima que le pega constantemente a la gestión actual de gobierno, pero a la cual Aníbal Tortoriello tildó de mentirosa. “Allí se esconde un sinvergüenza que no puede mirar de frente a las personas de bien”, afirmó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario