Pidieron 10 años de cárcel para el hombre que violó a su hija

Ya está preso por otros dos abusos.

Ajustándose a lo que marca la ley y a lo anticipado por este diario, la fiscalía local solicitó una pena de diez años de cárcel efectiva para el cipoleño que violó a su hija menor. La defensa, por su parte, se limitó a pedir el castigo menor por el delito de abuso sexual agravado.

De acuerdo con fuentes judiciales, ayer se desarrolló la segunda audiencia del juicio de cesura y luego de escuchar al testigo aportado por el Ministerio Público Fiscal, se dio lugar a las partes para que especifiquen el monto de las penas. Considerando su reincidencia en el delito, la parte acusadora reclamó un castigo de 10 años, mientras que la defensa solicitó 4 años.

Hubo espacio para un debate y un posible acuerdo entre las partes, pero ambas se mantuvieron inflexibles y el tribunal integrado por los jueces César Gutiérrez Elcarás, Guillermo Baquero Lazcano y Alejandra Berenguer decidió comunicar su decisión a mediados de la semana que viene.

De esta forma, el violador permanecerá preso en el Penal 5 y tendrá la posibilidad de solicitar la impugnación de la sentencia apenas se conozca la pena impuesta por los magistrados cipoleños.

El hombre, de 43 años, que fue declarado culpable de la violación de su hija menor, se encuentra tras las rejas desde el 2007 cuando fue condenado por los abusos cometidos en contra de su hija mayor y una hijastra. En los primeros meses del año cumplía gran parte de una pena unificada de 11 años y podía acceder a la libertad condicional; sin embargo, organizaciones sociales se movilizaron y reclamaron que se investigara una denuncia presentada en el 2014 y que tenía como víctima a la hija menor del hombre.

El pedido de los particulares movilizó a la fiscalía local y un juez de instrucción procesó al presidiario por considerarlo autor del delito de violación durante una salida transitoria. Más allá de esta rápida imputación, fue beneficiado con una falta de mérito y una cámara criminal se encargó de ponerlo nuevamente bajo sospecha.

En este marco llegó a juicio, donde se lo consideró culpable de los hechos ocurridos hace cuatro años.

--> La víctima buscó desincriminarlo

Lo particular del proceso contra el violador cipoleño fue que la víctima decidió desincriminarlo y asegurar, en cámara Gesell, que había mentido por presiones de su hermana mayor, otra de las víctimas del hombre. Sin embargo, su denuncia inicial pesó más y los funcionarios judiciales siguieron adelante con el juicio. La víctima del abuso también hizo una presentación el año pasado vinculada a un caso de corrupción de menores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario