El clima en Cipolletti

icon
Temp
84% Hum

Pese a las quejas por el motor, Manu voló en Rafaela

Corrió un carrerón y terminó cuarto. Se acercó a la punta del Súper TC 2000.

Manuel Urcera se quejó todo el fin de semana del motor que tenía el C4 para correr en un circuito tan veloz como el de Rafaela, pero a pesar de los contratiempos terminó cuarto en la gran final de la sexta fecha de la temporada y se acercó un poco más a la punta del certamen.

Desde el sexto lugar de la grilla, el rionegrino fue para adelante y desde las primeras vueltas se encontró entre los mejores cinco autos del pelotón.

Te puede interesar...

Fue un carrerón de la categoría en el denominado Templo de la Velocidad, que vio pasar por la punta transitoria de la competencia a Mariano Werner (Peugeot), Martín Moggia (Citroën) y Emiliano Spataro (Renault). Además de provocar el abandono del que llegó como líder del campeonato, Agustín Canapino, que rompió su parabrisas y debió dejar de acelerar en un momento importante de la mañana del domingo.

A falta de dos vueltas para ver la bandera a cuadros, el compañero del rionegrino en el equipo Citroën se quedó con el auto a la salida de una de las curvas y en ese momento Urcera pasó a ser el escolta de la carrera. Sin embargo, complicado con las fallas mecánicas, no pudo soportar el asedio de Matías Rossi que con el Toyota lo atacó de inmediato y le arrebató un puesto en pocos metros.

De esa pelea por la posición volvió a salir muy exigido y el auto del Facundo Chapur lo aprovechó para bajarlo del podio a último momento, en la que hubiera sido su tercera ceremonia de premiación del 2017.

Fue el momento en el que debió conformarse, llevarse muchos puntos para la tabla del campeonato y acortar distancias con la punta, que ahora le pertenece a Mariano Werner con 92 puntos, a 17,5 del piloto local cuando todavía queda mucho terreno por delante.

La próxima estación será Oberá, en la provincia de Misiones. En tierra colorada, el Citroën de Urcera volverá a acelerar, ratificando, con bastante campo estadístico, que es el mejor nombre de la marca en la vuelta de los franceses al competitivo Súper TC 2000 que volverá al ruedo el 30 de julio.

Análisis

Urcera asumió errores en la clasificación del sábado, pero se mostró muy conforme con su actuación personal del domingo. “Corrí al límite, los neumáticos aguantaron y salió todo bien. Estoy conforme”, soltó en la zona de boxes.

Para el piloto, la clave para disimular los yerros cometidos en el impulsor fue la puesta a punto del chasis. “Con un motor que no era competitivo, el chesis funcionó realmente muy bien”, halagó.

Y a pesar de que en las últimas vueltas logró trepar hasta el segundo lugar, estuvo conforme con los puntos acumulados. “Fue una carrera positiva para nosotros. En los últimos cinco giros perdió potencial y se hizo más difícil. Ya estamos pensando en Oberá para volver a ser protagonistas”, se entonó al momento de verse entre los mejores de un campeonato que está apasionante y que cada fin de semana entrega muchas emociones con la lucha de marcas y el cambio constante en lo más alto de la tabla de puntos.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario