El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
17% Hum
LMCipolletti Rally

Perdió la visión en su niñez y sueña correr en rally

Desde hace 30 años, Héctor Luis Peroni busca ser copiloto de su hermano. "No quiero que se me vaya la vida y no poder cumplir mi sueño", expresó el mecánico.

Héctor Luis Peroni es una persona no vidente y golpea puertas desde hace 30 años para cumplir su sueño: ser copiloto de rally y competir junto a su hermano. Pero pese a su perseverancia, solo recibió indiferencia.

El rionegrino, quien perdió la visión en un accidente doméstico a los siete años, se las arregló para salir adelante, estudiar y convertirse en técnico en mecánica. Actualmente tiene un taller entre Cipolletti y Cinco Saltos, en el sector chacras.

Te puede interesar...

“Cuando tenía 20 años, empezamos con mi hermano con la ilusión de que yo iba a ser el copiloto de él, en el autito que tiene él de rally. Empezamos a buscar por todos lados para que nos den la licencia. En aquellos años no nos aceptaron porque nos decían que no se podía, porque no había antecedente ni siquiera a nivel mundial de un caso similar. Varias veces le dije ‘con la predisposición que tienen, no va a existir nunca un antecedente’. No hubo caso, pero seguimos presentando notas”, contó Peroni, de 50 años.

copiloto-no-vidente-Peroni

Después de tantas negativas, la ilusión volvió a pleno cuando se enteraron, junto con su hermano Rubén, de que había un antecedente. “En el 2013 apareció un antecedente en Ecuador, de un señor no vidente que fue copiloto de una persona que estaba en silla de ruedas y obtuvieron dos campeonatos en su país. Cuando supimos eso, salimos otra vez a buscar que nos dieran la posibilidad de participar acá”, narró. Pero la respuesta no fue la esperada.

“Viajamos hasta Buenos Aires, a la CDA (Comisión Deportiva Automovilística del ACA), nos reunimos con dirigentes y siempre recibimos una negativa. Nunca salió de nadie decir ‘vamos a hacer una prueba en un circuito cerrado y vamos a evaluar si se puede hacer o no’”, contó.

image.png

“Hasta ocho años atrás, la autorización dependía de cada organización, acá en la región de la Federación Neuquina de Automovilismo y en Río Negro de la Regional Once. Nunca nos dieron la oportunidad, prácticamente ni les interesaba escucharnos. Después lo empezó a manejar la CDA y desde entonces se escudaron con eso, nos dijeron ‘nosotros no tenemos nada que ver, hay que dirigirse a Buenos Aires’, ¿y antes?”, se lamentó Peroni, con la frustración propia de tanto esperar.

El mecánico no se explica la razón por la que a Juan María Nimo (piloto neuquino con movilidad reducida) lo autorizaron para correr en rally y a él no le dan siquiera la oportunidad de demostrar que puede ser copiloto y leer la hoja de ruta en braille. “No tengo nada contra Nimo, me encanta que corra, pero no entiendo por qué a mí no me dan la oportunidad”, señaló.

“Este año estoy decidido a hacer lo que haya que hacer. Tengo algo… algo que quiero lograrlo, de que me den la oportunidad, no quiero que se me vaya la vida y no poder cumplir mi sueño”, sostuvo con la voz quebrada.

copiloto-no-vidente-Peroni

“Nunca tuvieron la voluntad de darme la posibilidad. Fueron tantas veces las que fuimos, que en la Regional Once no me atendieron más”, expresó . “Queremos hacer conocer lo que está pasando. Ojalá que ayude, vamos a tratar de seguir para adelante, no vamos a parar hasta lograrlo. Queremos demostrarles a los que no creen que se puede hacer”, cerró.

El accidente en su niñez

Héctor Luis Peroni perdió la vista en un accidente en su casa cuando era un niño. Desde entonces, su vida fue una lucha para poder tener las mismas oportunidades que el resto de las personas.

Tuve un accidente doméstico cuando tenía 7 años y ahí perdí la vista. Me costó un montón, tuve que aprender a leer en braille para poder estudiar. Después me integraron a la escuela normal y de ahí seguí estudiando, hice el secundario, la universidad y me recibí de técnico mecánico”, contó el rionegrino.

Gracias a su formación, comenzó a trabajar de mecánico y, como todos las personas del rubro, ama el automovilismo y en especial el rally, y comparte la pasión con su hermano Rubén.

“Tengo un taller en la zona de chacras, entre Cipolletti y Cinco Saltos. Yo trabajo con las maquinarias, con todo. La gente me dice ‘vos algo ves’, y les digo ‘por desgracia, no’, y me preguntan cómo hago. Es algo que no lo puedo explicar, es como pasa ahora. Nadie quiere probarme, y no hay peor ciego que el que no quiere ver”, expresó el mecánico que sueña con ser copiloto de su hermano .

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

64.285714285714% Me interesa
35.714285714286% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario