El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
29% Hum
LMCipolletti

Para Baratti, el resultado es un espaldarazo a su candidatura

De igual forma, aclaró: “Nadie está diciendo que la elección municipal está ganada".

Claramente optimista por las perspectivas que se le presentan de cara a las elecciones municipales de octubre pero siempre prudente y medido en sus afirmaciones, el edil Abel Baratti, candidato a intendente por el Frente para la Victoria, destacó el gran desempeño del nucleamiento en los comicios provinciales del domingo, en los que puso término a  28 años de hegemonía del radicalismo en Río Negro.
Para Baratti, los resultados de la histórica jornada municipal implicaron “un espaldarazo” a su postulación, aunque aclaró de inmediato que “nadie está diciendo que la elección municipal está ganada” porque todavía falta lo central en democracia, que es la expresión popular a través del voto.
“La radiografía exacta” de los comicios provinciales “es que la gente vota el candidato”, aseveró. Y agregó que “el dirigente que funciona y trabaja bien, gestiona y trabaja para su comunidad. La radiografía es Alberto Weretilneck en Cipolletti, Carlos Soria en Roca, y Jorge Ferreira en Viedma. Han trabajado bien y la gente los vota. Al dirigente que no ha trabajado bien, que no cumple con sus funciones como debiera, la gente no los apoya. Esto es lo que se ha manifestado en los votos”.
“La gestión y el candidato es lo que mira más la gente. El partido ya no interesa tanto”, afirmó.
Manifestó también que “indudablemente la fórmula Soria-Weretilneck proponía un cambio de gestión y de dirigentes después de 28 años del radicalismo”.
 
Voto pensado y analizado
“La gente ha pensado muchísimo el voto. La gente ya no se la compra por comprar de cualquier manera, del nivel socio-económico que sea. Pero sobre todo, a aquella gente que necesita más ayuda social. La gente votó el cambio y fue un voto bien pensado y bien analizado. La gente se hartó de dirigentes que hace 30 años están dando vueltas”, expresó, categórico.
En el plano local, indicó que “si bien los datos de que disponemos a nosotros nos dan muy bien para el 23 de octubre, las elecciones del domingo son un espaldarazo. Después de casi 30 años, Cipolletti podría volver a tener un hilo conductor de municipio, provincia y Nación con el mismo color político. Con la ventaja de que, por primera vez, un cipoleño logra acceder a los cargos más altos del gobierno de la provincia de Río Negro, al ir Alberto Weretilneck como vicegobernador”, enfatizó.
 
Apuesta por la ciudad
“Cipolletti puede lograr obras importantes que, hasta ahora, no eran fáciles de lograr, obras millonarias, sobre todo, obras públicas de mucha necesidad para la ciudad. Las vamos a conseguir administrando bien el municipio, profesionalizando y trabajando siempre con los empleados municipales, que son el respaldo que necesitamos, pero con la ayuda necesaria y el cumplimiento de la provincia para con la ciudad también”, indicó.
Insistió en que “no decimos que las elecciones” municipales de octubre “estén ya ganadas. Lo que sí decimos es que estamos esperanzados y con muchas ganas, y que ganar la provincia después de 28 años, nos ha dado una mayor fortaleza”.
Señaló que “una elección es, como cuando en el ámbito deportivo se dice que tenemos un equipazo bárbaro pero que hay que jugar los 90 minutos. Por eso, cuando suene el silbato a las 6 de la tarde del domingo 23, ahí veremos cómo está la cosa. No vamos a menospreciar al rival, al contrario, vamos a estar muy atentos y a seguir trabajando con las propuestas que venimos haciendo permanentemente”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario