El clima en Cipolletti

icon
Temp
70% Hum
LMCipolletti adolescente

Un adolescente murió desangrado luego de ser apuñalado en la calle

El joven de 19 años persiguió a un delincuente que le había robado el celular. Forcejearon y recibió una herida de arma blanca que resultó mortal.

Un adolescente de 19 años de edad murió desangrado tras ser apuñalado por un delincuente que le había robado el celular. El hecho ocurrió en la ciudad de Santo Tomé, a unos cuatro kilómetros de la capital de la provincia de Santa Fe.

El joven llamado Nahuel Andrés Robles falleció pasadas las 18 en el barrio La Cruzada, en Necochea y Moreno. Una cámara de vigilancia local documentó como el joven fue abordado por un delincuente y corrió tras él para recuperar sus pertenencias. Lo alcanzó y forcejearon hasta que el ladrón lo apuñaló en el lado izquierdo del tórax.

Te puede interesar...

En las imágenes se puede ver como la víctima regresa tras sus pasos y se sienta en el cordón de la vereda con una mano sobre el pecho como intentando detener la hemorragia. Aún se aguardan los resultados de la autopsia para saber dónde fue exactamente la herida.

asesinado en santa fe.jpg
La víctima, sentada en el cordón de la vereda, pidió ayuda a una mujer que pasaba en bicicleta y un hombre en moto.

La víctima, sentada en el cordón de la vereda, pidió ayuda a una mujer que pasaba en bicicleta y un hombre en moto.

Posteriormente pidió auxilio a una mujer que pasaba en bicicleta y se recostó en la vereda. También un nombre en moto paró y buscó ayuda médica.

El adolescente fue trasladado por el Sistema de Atención Médica para la Comunidad (Samco) de Santo Tomé, y a pesar de los esfuerzos para reanimarlo, y horas más tarde se confirmó su deceso.

El presunto asesino, Carlos Alberto G., también de 19 años, se entregó este miércoles por la noche ante la división Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), acompañado de un abogado, y quedó a disposición de la Justicia.

Murió desangrado tras resistirse a un robo.mp4

Feroz pelea en una heladería: volaron mesas, sillas y golpes de puño

Una reconocida heladería de Mar del Plata fue escenario de una feroz pelea entre dos hombres y una mujer que terminó con la voladura de sillas, mesas y hasta golpes de puño. Los trabajadores del local quedaron estupefactos e intentaron ponerse a resguardo.

El hecho ocurrió el lunes por la noche en el comercio ubicado en avenida Colón, entre Corrientes y Santa Fe, pero las imágenes de la cámara de seguridad recién se dieron a conocer en las últimas horas.

Las imágenes captan cuando un hombre se sienta en una de las mesas y es increpado por una mujer. Ahí el hombre se levanta y la empuja hacía la puerta, es en ese momento en el que otra persona entra a la heladería Italia.

Allí la pelea se tornó aun más violenta con la voladura de sillas, mesas y hasta golpes de puño.

PELEA EN HELADERÍA.jpg
La gresca comenzó por un presunto robo que había tenido lugar fuera del local comercial.

La gresca comenzó por un presunto robo que había tenido lugar fuera del local comercial.

Todo este accionar sucedió ante los ojos de dos empleados que no comprendían el violento hecho y hasta le suplicaban que abandonen el local. “Apareció un hombre que nos hizo levantar ciertas sospechas. Pidió un helado y se sentó en una de las mesas a esperar. Mientras yo preparaba su pedido, apareció una mujer preguntando por un muchacho de campera negra. Le dijimos que sí y, cuando se encontraron, empezó una discusión porque, supuestamente, el hombre le había robado plata”, contó uno de los heladeros.

“Les pedí que se vayan, que acá no discutan, que no era el lugar, pero en ningún momento me escucharon. Empezaron a revolear todo. Tiraron una mesa, una silla”, indicó. La otra empleada también dio detalles del hecho y señaló que ambas personas se conocían ya que "mientras se gritaban se llamaban por sus respectivos nombre”.

destrozos en una heladería.mp4

Lo curioso de este caso es que cuando los dos atacantes se fueron, presuntamente con la plata que reclamaban, el cliente "se sentó con un poco más de tranquilidad, reclamó el helado, lo comió y se fue”.

Al día siguiente el dueño del comercio radicó la denuncia en la Comisaría N°2 de Mar del Plata.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario