Otro ataque contra una escuela

Robaron, destrozaron y orinaron la dirección de la Primaria 305.

El lamentable ranking de vandalismo en escuelas cipoleñas está encabezado por la primaria 305 que funciona en el barrio Villarrino. Ayer a la madrugada ingresaron por tercera vez en el año y provocaron serios destrozos. Se robaron una computadora de escritorio y una pava eléctrica, y no conformes con eso provocaron daños: orinaron sobre el escritorio de la directora y rompieron puertas. Las clases debieron ser suspendidas para que la Policía hiciera las pericias correspondientes.

Los auxiliares de servicio de la Escuela 305 fueron los que ingresaron a primera hora de la mañana y encontraron las puertas barreteadas, el sistema de alarma destruido y los armarios abiertos con la mercadería revuelta.

Según explicó el coordinador del Consejo Provincial de Educación, Luis Ríos, los vándalos se robaron una computadora de escritorio vieja perteneciente al establecimiento nocturno que funciona en el edificio y una pava eléctrica. Además, destrozaron el sistema de alarma y casi todos los armarios. Ingresaron a las oficinas de la Secretaría y de la Dirección, y hasta orinaron arriba del escritorio de la directora.

“Creemos que buscaban dinero, porque rompieron todos los armarios. Estamos indignados, porque desde el CPE habíamos repuesto las computadoras robadas anteriormente, arreglamos el sistema de alarma y las rejas, pero no bastó”, lamentó Ríos. El funcionario recordó que se usaron el mismo modus operandi de los ataques a otras escuelas, ya que en el anterior ataque a la Escuela Especial 4 habían defecado en un pasillo, aunque de allí no se llevaron nada.

“Vamos a tener contactos con la Policía de la zona para pedir más patrullajes, porque es un problema de inseguridad que nos excede”, expresó Ríos tras cuantificar las pérdidas de la primaria.

Desde el gremio Unter, por su parte, se mostraron enojados con la “falta de accionar del Consejo” cipoleño, ya que dicen que se trata de ataques que se podrían haber evitado con la incorporación de sistemas de alarmas y rejas. Además, recordaron que se trata del décimo ataque a una escuela pública. “Por el ajuste se eliminaron las figuras de los serenos en las escuelas quedando sin resguardo”, denunciaron desde el sindicato docente.

Durante septiembre los vándalos causaron destrozos y robaron en las escuelas Especial 4 y la Primaria 248, mientras que en agosto lo habían hecho en la 283 y la propia 305.

Antecedentes preocupantes

Tres robos en un año

La Primaria 305 ya sufrió tres robos en lo que va del año. Puertas rotas, elementos didácticos que faltan y el trauma que provoca en la comunidad son las consecuencias.

Más víctimas

En la Escuela 248 también robaron hace meses y en la Especial 4 hubo destrozos y defecaron en los pasillos, aunque no lograron llevarse nada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario