El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
63% Hum
LMCipolletti murió

"Murió una madre esperando justicia, era lo que querían"

Laura, prima de Atahualpa realizó un repaso por la causa y dijo que "acá murió una madre esperando verdad y justicia, era lo que ellos querían".

Este martes 15 de junio se conmemoran 13 años del crimen de Atahualpa Martínez Vinaya en Viedma, que aún sigue impune y hace pocos días se archivó la causa. Laura Vinaya, prima de Atahualpa reflexionó sobre esta jornada y realizó un repaso por la causa y señaló que "acá murió una madre esperando verdad y justicia, era lo que ellos querían".

“Era la tarea que tenía el Poder Judicial de Río Negro en la figura de Zagari, Falca, de Reussi y de Piccinini. Encontrar al asesino de Atahualpa, un joven de 19 años que fue sacado de un boliche a la vista de varias personas, sin embargo ni la fiscal ni el juez quisieron allanar el lugar donde fue visto por última vez con vida Atahualpa”, reflexionó Vinaya.

Te puede interesar...

“Un boliche que era dueño el abogado Celia, que hoy está preso por la causa trata de menores, la causa en la que también quedó preso el juez de Viedma Juan Bernardi. Todas esas cosas que parecen detalles y se fueron conociendo con el tiempo, de quienes eran amigos de quien, quien cenaba con quien”, detalló sobre la trama del Poder Judicial creada para sostenerse a través de la impunidad.

“El asesino de Atahualpa abraza, ríe, vive libremente y la verdad que nunca fue la intención de esta familia la venganza, sino la justicia. Quien mata debe cumplir condena para que no lo vuelva a hacer”, declaró y agregó que “en los primeros días de haber ocurrido el asesinato recibimos llamados de gente vinculada a la policía para detener las marchas, gente de alto rango.

"También recibimos comentarios de gente que no se animó nunca a declarar diciendo que a Atahualpa lo saca la policía de ahí esa noche y que en el lugar donde fue encontrado la policía solía llevar a los jóvenes para hacerlos “bailar” a modo de tortura”, contó Laura sobre los primeros tiempos de la causa hace 13 años atrás.

“Julieta tenía escuchado su teléfono, eso lo supimos durante mucho tiempo”, recordó sobre lo vivido y dio detalles de lo sucedido en una ocasión antes y después de una reunión con Aníbal Fernández con dos llamadas telefónicas que nunca pudieron ser rastreadas", resaltó.

“Nosotras nos sometimos a semejante dolor de ver las fotos reales de Atahualpa asesinado, de las pericias que se habían hecho sobre su cuerpo y encontramos ahí que Daniela Zagari había tenido una campera guardada durante dos años”, recordó. No se animan a hacer cosas porque cuidan su puesto político. Tienen una sillita y la cuidan. Entonces, así se salvan y así condenan a la sociedad y a las instituciones a ser instituciones de la impunidad”.

“Acá murió una madre esperando verdad y justicia, que era lo que ellos querían, porque de esto se trata cuando dilatan en el tiempo, de socavar los cuerpos de los familiares que protestan, para ver si se mueren y si se mueren ya no molestan”, concluyó.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario