Megabanda: quedó cerrado el juicio y se espera el fallo

La defensa planteó varias nulidades El veredicto se conocerá en febrero.

Concluyó después de casi tres meses el juicio a la megabanda criminal liderada por José “Chiqui” Forno. Tras el pedido de culpabilidad de la fiscalía cipoleña y la querella, la defensa pidió la nulidad de la investigación y de las escuchas.

Los jueces Alejandra Berenguer, Laura González Vitale y Marcelo Gómez se tomarán todo enero para dar el veredicto.

Te puede interesar...

La organización criminal valletana concretó entre mediados de 2015 y hasta mayo de 2016 casi una veintena de golpes bajo las modalidades de boqueteros, entraderas y cerrajeros (que son los robos en los que barretean la puerta de ingreso a departamentos).

Entre los elementos reunidos por la fiscalía hay más de 15 mil escuchas que comprometen a la banda y que revelan los trabajos de inteligencia que realizaban, la violencia con la que actuaban y el accionar durante los hechos.

Oscar Pineda, el abogado particular de Forno, ayer fue la voz cantante en la exposición de los alegatos de cierre de la defensa.

El reconocido profesional de Roca pidió la nulidad de las escuchas telefónicas entendiendo que el juez de ese entonces, Santiago Márquez Gauna, hoy fiscal, había extendido un pedido para escuchar a uno de los allegados a Forno pero también le observaron las comunicaciones por mensajes de texto, por las cuales se obtuvo el número de su defendido. Entendió que el procedimiento fue irregular.

Por otro lado, también exigió la nulidad de la investigación aludiendo que tendrían que haber instruido la causa en 15 días, pero lo hicieron después de seis meses de escuchas.

Finalmente, la última audiencia estuvo marcada por un incidente ocurrido en un cuarto intermedio, con un fuerte cruce de palabras entre una de las víctimas y la única acusada mujer, además de un par de abogados defensores.

Marta Martínez, esposa de César Zanellato, víctima de dos robos, increpó a Ingrid Muñoz, la empleada que los entregó y permitió que la megabanda concretara una violenta entradera en su casa en octubre de 2015. Tras el episodio, los jueces permitieron que Martínez siguiera el juicio.

Ahora, se deberá esperar hasta principios de febrero, cuando se dará a conocer la resolución del tribunal. Desde la fiscalía y la querella se aguarda una contundente declaración de culpabilidad para el conjunto de los acusados por asociación ilícita y robo calificado.

Las penas se conocerán después

Al igual que el resto de los procesos orales, el que tiene como protagonistas a los integrantes de la presunta megabanda atravesó una primera instancia y luego tendrá una segunda donde se definirán las penas de prisión y la posibilidad de que se requiera la preventiva para varios de los involucrados. Antes de llegar al juicio que se cerró ayer, dos de los presos, José Forno y Sandro Gerez, consiguieron la prisión domiciliaria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario