Más embargos y juicios de la AFIP contra comerciantes

Cipoleños dueños de negocios temen tener que bajar las persianas.

Para los comerciantes y dueños de empresas se está volviendo un problema difícil de sostener el que provoca la AFIP, en la ciudad y el país, con los embargos de cuentas y los juicios que promueven contra los deudores los abogados de esa repartición nacional.

Las dificultades por esta causa se unen a las que viene generando el incremento del impuesto a los ingresos brutos, de hasta un 5 por ciento en la provincia, y a otras más contingentes pero igual de abrumadoras como la escalada del dólar, que ha disparado los costos de muchos establecimientos.

Te puede interesar...

Ayer, el titular de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter, manifestó que en Cipolletti son muchos los propietarios de locales mercantiles que han sido afectados por los embargos de la AFIP y por los juicios y amenazas de juicio que plantean los abogados de la entidad recaudadora. Indicó que en la actualidad la AFIP tiene oficinas en General Roca, donde hay letrados que dependen de la repartición. Hasta hace un tiempo había una sede en Cipolletti, pero fue cerrada y ahora hay que trasladarse para cumplir los trámites.

El año pasado, por gestiones de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, se consiguió que se embargue sólo una, y no todas, de las cuentas de las empresas morosas. Sin embargo, la persecución impositiva se mantiene intransigente, en un momento en que la economía nacional está en crisis y muchos comercios se ven obligados a cerrar por el efecto combinado de un incremento en insumos y suministros y por la presión recaudadora nacional y provincial. Bunter precisó que Río Negro también está embargando cuentas por deudas en materia de Ingresos Brutos.

Por gestiones de la FEERN y la CAME, se está evaluando a nivel del gobierno nacional la situación de los abogados que realizan los embargos e impulsan los juicios contra los deudores. Es que los profesionales, además de cobrar como empleados de la AFIP, una vez que se llega a la causa judicial perciben honorarios como si fueran letrados independientes. Existe la sospecha de que justamente el aceleramiento de los trámites y el crecimiento de los juicios tengan que ver más con ambiciones personales que con un deseo de solucionar las deudas sin lesionar la actividad de comerciantes y dueños de pymes.

La presión tributaria tiene a maltraer a comercios y pymes. Desde la CIC dicen que los abogados de AFIP apuran juicios para cobrar honorarios aparte de sus sueldos.

Dólar y posnet, fuentes de tensión

El aumento constante del dólar está produciendo serios desbarajustes en el funcionamiento de los comercios y el empresariado pyme en general. La realidad sectorial “es complicadísima”, manifestó ayer el dirigente José Luis Bunter. El comportamiento de la moneda norteamericana “está condicionando los precios” de insumos y gastos de las empresas, que deben luchar y hacer sacrificios en su rentabilidad para no aplicar en los precios de sus productos la suba de la divisa. Otra dificultad se suma para los comerciantes: se trata de los costos que depara la instalación y uso del posnet, que en muchos casos genera más erogaciones y no compensa las ganancias.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario